Labrarse una reputación ya es difícil, y mantenerla suele ser más complicado aún. Sin embargo, la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, considerada desde hace mucho tiempo el trampolín de las futuras estrellas, no deja de responder a sus grandes expectativas.

Y hace poco hemos vuelto a tener pruebas de la influencia perdurable del torneo, puesto que varios jóvenes han protagonizado importantes fichajes avalados por su desempeño en la última edición de esta cita mundialista. Los tres mejores futbolistas de Nueva Zelanda 2015, de hecho, se disponen a emprender nuevas aventuras con clubes de alto nivel, pertenecientes a las principales ligas de Europa. El maliense Adama Traoré, el brasileño Danilo y el serbio Sergej Milinkovic-Savic -ganadores del Balón de Oro, de Plata y de Bronce adidas, respectivamente- vestirán los colores de Mónaco, Valencia y Lazio esta temporada, todos ellos con el objetivo de responder a la excelente reputación que acaban de forjarse.

Un astro maliense en Mónaco
Traoré es el único de los tres que no cambia de campeonato, ya que acaba de firmar por el Mónaco. Para ello, según se ha informado, el cuadro monegasco ha tenido que abonar 14 millones de euros al Lille, rival suyo en la Ligue 1. Se trata de una cantidad considerable, pero las actuaciones del centrocampista sub-20 convencieron al club de que será un dinero bien empleado.

"Fue elegido mejor futbolista del Mundial Sub-20, eso dice muchísimo de sus cualidades", ha declarado el Vicepresidente del Mónaco, Vadim Vasilyev. "Esta gran promesa del fútbol ha decidido venir al Mónaco para prosperar. Su determinación a la hora de fichar con nosotros demuestra la calidad de nuestro proyecto, porque tenía ofertas más altas de clubes importantes".

Y se cree que entre esos equipos a los que hace referencia Vasilyev figuran París Saint-Germain, Liverpool y Manchester United, lo que ofrecía a Traoré un envidiable abanico de opciones. Aun así, este muchacho de 20 años, después de explotar en Nueva Zelanda tras pasar del mediocentro a ejercer de número 10, considera que Mónaco le proporciona las mejores posibilidades de profundizar en esa formación táctica.

"Jugar en el Mónaco me dará la oportunidad de aprender muchas cosas”, ha señalado Traoré, quien se ha comprometido por cinco años con el conjunto del Principado. "Tengo que mejorar físicamente y trabajar en cuanto a mi posicionamiento. He hablado con el entrenador, Leonardo Jardim, me ha dicho que me enseñará a ubicarme dentro de la cancha, eso es muy importante [para mi desarrollo]".

Mestalla llama a Danilo
Y también menciona la perspectiva de disputar la Liga de Campeones de la UEFA como un factor de peso en su decisión, aunque podría impedírselo el nuevo equipo de Danilo, el Valencia, que ganó por 3-1 el partido de ida de la eliminatoria que determinará cuál de los dos equipos accede a la fase de grupos del certamen.

El centrocampista brasileño despertó el interés de este grande de la liga española gracias a sus actuaciones resueltas y con clase en Nueva Zelanda, predicando con el ejemplo en su papel de capitán de la Seleção. Y el juego de este chico alto y elegante de 19 años causó tal impresión que, tras haber sido uno de los pilares del Braga la temporada pasada, el club portugués fue incapaz de superar en la puja a sus muchos pretendientes.

Tuvo que tomar una decisión trascendental, la de su próximo destino. Y acabó decantándose por la liga española. "He elegido Valencia por la talla y la historia del club, y porque vi el buen ambiente que hay aquí", ha explicado el Balón de Plata adidas, cedido por un año, aunque podría acabar incorporándose al equipo de manera permanente. "Para mí este es un momento muy grato, al afrontar un nuevo reto. Ahora espero estar a la altura de la grandeza de Mestalla".

La estrella serbia de la Serie A
El nuevo entrenador de Danilo, Nuno Espírito Santo, ha declarado que la llegada del brasileño contribuirá a que el plantel sea "mucho más fuerte". El Lazio también ha depositado grandes esperanzas en Milinkovic-Savic, demostrando con creces su fe en el centrocampista serbio al desembolsar 9 millones de euros, más primas, para convencer a su anterior equipo, el Genk.

Milinkovic-Savic, habitual en el primer equipo del club belga y una pieza creativa de gran calibre en la campaña sub-20 triunfal de Serbia, se había convertido, al igual que los compañeros con quienes compartió vestuario en Nueva Zelanda, en una baza muy codiciada. Y fue el Lazio el que acabó imponiéndose a entidades como el Fiorentina. Su Director Deportivo, Igli Tare, lo ha descrito como "la piececita que nos faltaba".

Su precio ha suscitado algunos recelos en Italia, pero esta estrella en ciernes no se inmuta ante el desafío que le aguarda, y lo justifica. "Si el Lazio ha invertido esta cantidad de dinero, es porque representa mi valor", ha sentenciado. "A medida que pasa el tiempo, más me doy cuenta de lo importante que es este traspaso. Venir aquí representa una gran oportunidad, voy a recordar este año toda mi vida. Es raro, porque todo ha transcurrido muy rápido. Primero me proclamé campeón del mundo y ahora he fichado por un grande como este".

Como en casa, en ningún sitio
Y, lógicamente, los ganadores de los premios no son las únicas estrellas de Nueva Zelanda 2015 que han llamado bastante la atención. Predrag Rajkovic, compañero y capitán de Milinkovic-Savic -elegido mejor guardameta del torneo-, se halla actualmente inmerso en un tira y afloja del mercado, y el Estrella Roja de Belgrado está lidiando con ofertas procedentes de Inglaterra, Alemania y el Galatasaray turco.

Por supuesto, es posible que Rajkovic prefiera quedarse. Cambiar de equipo no es imprescindible para avanzar profesionalmente, como está descubriendo Viktor Kovalenko, máximo goleador del Mundial Sub-20. Ante la tentación de hacer caja vendiendo al sensacional artillero ucraniano, el Shakhtar Donetsk ha dejado bien clara su postura, a través de su Director General, Sergei Palkin, que ha prometido no desprenderse de él "recibamos la oferta que recibamos".

Kovalenko está llamado a ser uno de los puntales del Shakhtar, y su reciente debut en la Liga de Campeones frente al Fenerbahçe ha supuesto todo un hito. "Es un futbolista que promete muchísimo para nuestro club, no cabe duda de que le aguarda un gran futuro", ha vaticinado su entrenador, Mircea Lucescu. "Viktor tiene todo lo que necesita un jugador".

Como los demás protagonistas de Nueva Zelanda 2015, todo apunta a que el nuevo astro del Shakhtar tiene el mundo a sus pies. Y, como ellos y muchos otros antes, debe al Mundial Sub-20 haber podido coronar ya nuevas cumbres en su carrera.