Ya se conocen las ocho selecciones que disputarán en febrero de 2017 la fase final del Campeonato de África Sub-20 y, sorprendentemente, ni Ghana ni Nigeria estarán presentes en Zambia, donde las cuatro primeras se clasificarán para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017. 

Los ghaneses cayeron en una reñida eliminatoria ante Senegal, mientras que Nigeria fue tumbada de forma dramática por Sudán, que nunca ha accedido a la fase final mundialista y sueña ahora con dar ese salto de calidad. 

Los sudaneses superaron las dos primeras rondas clasificatorias para la gran cita continental sin despeinarse, ya que Kenia fue descalificada y Malaui se retiró de la competición. Sólo dos partidos los separaban de Zambia, pero ni siquiera sus seguidores más acérrimos habrían esperado que pudieran noquear a las poderosas Flying Eagles; y menos tras haber perdido la ida en Omdurman por 1-2.

Pero en el choque de vuelta en Lagos, el aliciente de hacer historia llevó a los visitantes a remontar por dos veces y ponerse con un 2-3 a favor que habría servido para pasar, por el mayor valor de los goles a domicilio. Sin embargo, el autor de ese vital tercer gol, Walaadihh Musa, fue expulsado, y Nigeria volvió a darle la vuelta a la eliminatoria empatando en el minuto 67. Los jugadores sudaneses resistieron los embates de los locales y, lograron rubricar un desenlace épico cuando, a falta de siete minutos, Halid Abdamuleem marcó y selló el sorprendente 5-5 en el cómputo global que clasificaba a Sudán para la cita continental sub-20.

Si Nigeria encabeza la lista africana de más presencias en el Mundial sub-20 (con 11), Ghana es la selección más exitosa del continente, tras haber ganado la competición en 2009 y quedado subcampeona dos veces (1993 y 2001); sin olvidar una tercera posición (2013) y una cuarta (1997). Pero el año que viene, los Satélites Negros faltarán a la cita de las mejores selecciones mundiales en la República de Corea tras perder por un global de 3-2 ante la peligrosa Senegal, que ya quedó cuarta en el pasado Mundial Sub-20.

Senegal cobró una clara ventaja imponiéndose por 3-1 en la ida. Pero de cara a la vuelta, su seleccionador, el ex internacional Joseph Koto –quien ya dirigió al equipo que llegó a la final del Campeonato de África Sub-20 en 2015–, avisó a sus jugadores de que todavía no habían conseguido nada: “Tenemos que abordar el encuentro como si el resultado fuese 0-0. Y a partir de ahí, tenemos que intentar obtener un buen resultado para asegurarnos el pase”.

Y aunque Charles Boateng dio la victoria a la formación local tras un error defensivo, Senegal logró sellar su billete para el certamen continental.

Más clasificadas de África occidental
Guinea accedió a su primera fase final continental desde 1999 tras vencer a Gambia por 2-1 en Conakry (0-0 en la ida). Como no podía ser menos, su seleccionador, Mandjou Diallo, se mostró eufórico con la actuación de su equipo: “Les pedí que mostrasen voluntad y entrega para hacer realidad el sueño, y me alegra mucho que lo consiguiesen. Ahora pasarán a la historia. Podemos disfrutar de esta victoria ahora mismo, pero luego debemos empezar a prepararnos para la fase final de Zambia”.

Camerún, que vio desde casa las dos últimas ediciones tras caer eliminada en la fase clasificatoria, volverá a pelear un billete mundialista, pues pese a perder la vuelta en Túnez contra Libia (1-0), los cameruneses vencieron por 3-1 en el cómputo global.

La generación de Patrick Mboma ganó el título para Camerún en 1995, y Cyprian Ashu Bessong cree que ha construido un equipo capaz de reeditar aquel éxito en torno a jugadores como el capitán Samuel Oum Gouet, Martin Hongla Yma II y Eric Mbu Ayuck.

Malí avanzó por un global de 2-0 tras derrotar a Burkina Faso por ese resultado en Bamako. Sekou Koita y Siaka Bagayoko marcaron los trascendentales tantos. La selección de África occidental, que quedó tercera en el pasado Mundial, contaba con muchos jugadores del equipo que perdió la final del Mundial Sub-17 de 2015 contra Nigeria. El capitán Abdoul Danté, que lideró a aquel combinado en Chile, explicó que la fórmula de su éxito era su solidaridad: “Ahora, nuestros objetivos son el Campeonato de África y el Mundial. Nuestros predecesores ya escribieron un capítulo en la historia; nosotros queremos ir más allá”.

Las victorias más abultadas en las eliminatorias de esta última ronda correspondieron a Sudáfrica y Egipto, clasificadas para la fase final con sendos triunfos globales por 5-0. Sudáfrica, que ya había hecho lo más difícil en la ida imponiéndose por 0-2 en Lesoto, remató la faena con un 3-0 en casa; mientras que Egipto vapuleó a Angola por 0-4 en Luanda tras haber ganado en su feudo por un solitario gol.