Estados Unidos viajará a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017 en calidad de campeón de la CONCACAF por primera vez en su historia, después de adjudicarse el Campeonato Sub-20 de la CONCACAF Costa Rica 2017. Le acompañarán Honduras, subcampeón del torneo, México, campeón continental destronado, y Costa Rica, anfitriona de la cita regional. 

Un emocionante final a la larga espera de Estados Unidos
La espera de los estadounidenses por un título sub-20 continental llegó a su fin en su quinta participación en la final, que ganó con la máxima emoción posible: desde el punto penal. El choque por el título que enfrentó a Honduras y a Estados Unidos en el Estadio Nacional se saldó mediante un empate a ceros al cabo de 90 minutos, y ambos conjuntos tuvieron que dirimir la contienda desde los once metros. Los dos empezaron pisando fuerte, hasta que Rembrandt Flores envió su disparo por encima del larguero, y Danny Acosta no desperdició la oportunidad: con gran sangre fría, mandó un tiro raso ajustado al poste izquierdo y su país pudo alzar el trofeo por primera vez.

Las Barras y Estrellas estuvieron lideradas por su capitán, el defensor Erik Palmer-Brown, Balón de Oro del torneo, quien dirigió a sus compañeros desde una retaguardia que únicamente recibió cuatro goles en seis partidos. Palmer-Brown y los estadounidenses tuvieron que sobreponerse al revés sufrido al principio del certamen, la derrota a manos de Panamá en su estreno. Sin embargo, ya no volverían la vista atrás, y registraron cinco victorias consecutivas, sobre Haití, San Cristóbal y Nieves, México, El Salvador y Honduras. 

También ayudó a la solidez defensiva de los discípulos de Tab Ramos Jonathan Klinsmann, hijo del exseleccionador estadounidense y leyenda del combinado nacional alemán Juergen Klinsmann, Guante de Oro al mejor arquero de la prueba. En ataque, las Barras y Estrellas apostaron por la aportación ofensiva de diversos jugadores, aunque destacó Brooks Lennon, uno de los cinco integrantes del plantel que milita en el Real Salt Lake, al firmar cuatro dianas y compartir la segunda posición de la tabla de artilleros con el panameño Ricardo Ávila, a dos del mexicano Ronaldo Cisneros.

Los catrachos suben al séptimo cielo
Honduras participará en su séptima Copa Mundial Sub-20 de la FIFA gracias al segundo puesto obtenido en Costa Rica. El cuadro hondureño selló su pasaporte para República de Corea 2017 imponiéndose por 2-1 a la selección anfitriona en la segunda fase de grupos, con tantos de Denil Maldonado y Foslyn Grant.

Los hondureños, entrenados por Carlos Tábora, han hecho gala de su regularidad en esta categoría alcanzando de nuevo el Mundial Sub-20, aunque su objetivo consistirá ahora en acceder por primera vez en la historia a la fase de eliminatorias. 

"Antes de hablar de ningún aspecto técnico o táctico, de nuestro esquema, sistema o modelo de juego, hay que mencionar nuestra mentalidad y personalidad", señaló Tábora en declaraciones al sitio web oficial de la CONCACAF. "Somos conscientes de que estos partidos regionales tienen un componente emocional intrínseco para los futbolistas, y hoy nuestros jugadores han demostrado su personalidad".

México sabe reaccionar y Costa Rica cumple
Al igual que Estados Unidos, Costa Rica no empezó con buen pie en el torneo, al caer en la jornada inaugural contra El Salvador. No obstante, los ticos hicieron gala de determinación ganando sus dos siguientes compromisos de la liguilla, frente a Trinidad y Tobago y las Bermudas. No pudieron mantener esa secuencia en la siguiente fase, al perder contra Honduras, pero ante Panamá, en un partido decisivo para la clasificación, hicieron lo suficiente para certificar su presencia en la República de Corea por diferencia de goles, empatando a 1-1. Un sensacional gol de falta de Randall Leal en el tramo inicial del encuentro bastó para que los anfitriones vayan a disputar su noveno Mundial Sub-20, el primero desde Colombia 2011.

México se despidió de Costa Rica bastante desilusionado, al ceder su trofeo después de conquistar tres ediciones consecutivas, tras sucumbir por 1-0 ante Estados Unidos en la segunda fase. El nombre del Tricolor figura nada menos que 13 veces en el palmarés sub-20 de la CONCACAF y, como era previsible, cualquier cosa que no fuese un nuevo título iba a ser considerada un fracaso.

A pesar de todo, los mexicanos respondieron a esa dura derrota contra Estados Unidos de forma contundente, doblegando por 6-1 a El Salvador, y acudirán así a República de Corea 2017. El equipo estuvo encabezado por un nutrido contingente del Santos Laguna, y Uriel Antuna y Cisneros, Bota de Oro, no dejaron de perforar las metas contrarias. Los pupilos de Marco Antonio Ruiz también pueden enorgullecerse de haber ganado el premio a la deportividad del torneo. 

"Lo primero era llegar al Mundial", explicó Ruiz. "Los clasificatorios son distintos al Mundial. Tenemos mucho tiempo para recuperarnos en todos los apartados, y para hacer una buena planificación. Intentaremos confeccionar un equipo lo más potente que podamos y, como siempre hemos hecho, prepararlo para ofrecer el mejor desempeño posible de México en un Mundial Sub-20".

Costa Rica, Honduras, México y Estados Unidos podrán ahora descansar, al término de dos semanas vibrantes, antes de pensar en el sorteo oficial de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017, que se celebra la semana que viene, el 15 de marzo.