Zambia ganó por primera vez en su historia la Copa Africana de Naciones Sub-20 este domingo 12 de marzo, tras vencer por 2-0 en la final a Senegal. Un título que resultó aún más especial para los Chipolopolo al haberlo conquistado ante su público en Lusaka, en el bien denominado Estadio de los Héroes Nacionales. Y si el trofeo tuvo un sabor especial para Zambia, la segunda plaza tuvo seguramente un regusto amargo para los Leoncitos de la Teranga, que ya habían caído en esta misma ronda hace dos años, frente a Nigeria (1-0).

Los pupilos de Beston Chambesi, apoyados por casi 60.000 seguidores totalmente entregados a su causa, abrieron el marcador en el minuto 17 por mediación del prometedor Patson Daka. El delantero zambiano aprovechó un error clamoroso del portero senegalés Lamine Sarr al intentar atrapar un centro de Fashion Sakala para encarrilar la victoria con su cuarto tanto en la competición. Sarr volvió a mostrarse desacertado unos veinte minutos más tarde, dejando que Edward Chilufya, también con su cuarta diana en el campeonato, abriera una brecha definitiva para los locales.

“Ha sido uno de esos días en que todo sale mal. Regalar goles al contrario y no materializar las ocasiones que fabricas son cosas que pasan en el fútbol; sobre todo con jóvenes que están aprendiendo su oficio”, resumía Joseph Koto, seleccionador de Senegal, al término del encuentro. “Hay que felicitar también a Zambia, que salió a buscar la victoria y que ges      ionó bien su ventaja tras meter los dos goles”, añadía en relación a los Chipolopolo, que lucieron los mejores balances ofensivo (13 goles a favor) y defensivo (2 goles en contra) del campeonato.

Su homólogo zambiano, a su vez, no ocultaba su alegría: “Es fantástico. Soy un entrenador muy feliz por el desenlace de esta competición que hemos ganado. No tengo suficientes palabras para dar las gracias a los jugadores, que no han escatimado ningún esfuerzo para asegurar esta victoria. No era fácil, porque además de una gran selección como Senegal, había que lidiar con la presión del público. Los jugadores la han gestionado bien, y el país entero puede sentirse orgulloso de ellos”, subrayó un Chambesi que situó nada menos que a cinco de sus jugadores en el once ideal del torneo: el portero Mangani Banda, el defensa Solomon Sakala, los centrocampistas Chilufya y Fashion Sakala, y Daka, su goleador fetiche.

Del Estadio de los Héroes Nacionales al Suwon Artrium
Guinea, tercera de una CAN sub-20 en la que llevaba 18 años sin participar, cumplió el objetivo que se había fijado al llegar a tierras zambianas: obtener un billete para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, 38 años después de su última presencia en la máxima competición de la categoría. El Syli National junior logró subirse al podio al imponerse por 2-1 a una Sudáfrica que también viajará a la República de Corea. Pese a tener la peor defensa del certamen –junto con Mali, con 9 goles en contra–, el “país del arco iris” puede estar especialmente agradecido a Luther Singh, distinguido como máximo goleador del campeonato gracias a sus 4 tantos aderezados con 2 asistencias.

En cambio, las finalistas de la CAN absoluta celebrada unas semanas antes en Gabón, Egipto y Camerún, se quedarán en la estacada. Los Faraones pagaron cara su falta de imaginación en ataque, marcando sólo 2 goles en sus 3 encuentros. Tras no poder pasar del empate contra Mali (0-0) y Guinea (1-1), vieron cómo los anfitriones zambianos les privaban de las semifinales (3-1). Los Leoncitos indomables, entretanto, sí registraron una victoria contra Sudán (4-1), pero sus derrotas ante Sudáfrica (1-3) y Senegal (0-2) provocaron su eliminación prematura.

Por su parte, Sudán, sorprendente verdugo en la última ronda clasificatoria de la heptacampeona Nigeria, decepcionó en la fase final de esta CAN al sumar un solo punto, merced a un empate en su primer partido de la liguilla contra Senegal (1-1). A continuación, sufrió sendas derrotas contra Camerún (1-4) y Sudáfrica (1-3).

Mali, tercera en Nueva Zelanda 2015, también defraudó pese a que la mayoría de sus jugadores ya gozaban de una importante experiencia en la escena mundial, tras haber quedado subcampeones hace dos años en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Chile 2015. Los Aguiluchos se marcharon de Zambia con un puntito en su casillero y dos derrotas, contra el país anfitrión (1-6) y Guinea (2-3).

Así pues, sin Mali ni Nigeria, pero tampoco una Ghana que cayó eliminada en la última ronda clasificatoria, será un cuarteto a la vez renovado y prometedor (compuesto por Zambia, Senegal, Guinea y Sudáfrica) el que tenga el honor de representar a África en la gran cita surcoreana del 20 de mayo al 17 de junio. Dicho cuarteto conocerá a sus rivales este miércoles 15 de marzo con motivo del sorteo, que se realizará en el Suwon Artrium, y en el que participarán Diego Maradona y Pablo Aimar.