• Brilló en el último Campeonato Sudamericano Sub-20
  • Con 19 años suma 18 convocatorias con la selección absoluta
  • Jugó dos partidos de las eliminatorias hacia Rusia 2018™

- Tenemos portero para 20 años.

A Rafael Dudamel no le tembló la voz cuando en marzo habló de Wuilker Fariñez. El arquero, 19 años recién cumplidos, acababa de debutar ante Perú por las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018™ y el técnico de Venezuela se hinchó de orgullo para sostener su decisión de hacerlo jugar. En pocas semanas la repetirá pero en otra categoría: Fariñez será el 1 venezolano en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017.

"Sueño con quedar campeón del mundo”, afirma Fariñez a FIFA.com. “Estamos preparándonos para eso y confío plenamente en nuestro trabajo y en Dios. Si no vamos con esa mentalidad, vamos a fracasar".

Su apuesta suena fuerte pero así es la personalidad de un joven que recién a los 14 años se decidió a ser arquero –antes también jugaba de delantero- y que sólo tres años después, a los 17, fue convocado por Noel Sanvicente para integrar la absoluta en la Copa América Chile 2015.

"¿Si fue todo muy rápido? Diría que sí pero siempre me esforcé y tomé los consejos que me dieron”, dice con naturalidad venezolana pero firmeza prusiana.

Su carrera asombra: lleva dos temporadas como titular del Caracas FC, suma 18 convocatorias con la Vinotinto mayor –estuvo en las últimas dos Copas América como tercer arquero- y dijo presente en todas las selecciones menores, desde la Sub-15 a la Sub-20.

Su capacidad también llama la atención: en el Campeonato Sudamericano Sub-20 que se disputó en Ecuador mostró una agilidad, unos reflejos y un carácter que lo hicieron uno de los mejores guardametas del certamen.

"Uno de mis ídolos es Iker Casillas. Es un ejemplo por su experiencia y por todo lo que ha ganado”, cuenta Fariñez, que mira videos en YouTube de cómo se entrenan los referentes en su puesto para “tratar de aprender de los grandes arqueros. Eso me motiva y me llena de confianza”.

El Real Madrid y Alexis Sánchez, en su camino
A Casillas lo pudo ver más de cerca cuando fue seleccionado entre más de 3.000 chicos para hacer una serie de pruebas en el Real Madrid. No quedó pero recuerda con orgullo el día que en Valdebebas el entrenamiento se extendió “casi media hora más” porque nadie podía batirlo. “Fue una alegría saber que entrenadores de esa categoría no podían hacerme goles”.

El gen felino que mostró en una práctica en España lo sacó a relucir en marzo en un escenario mucho mayor: el estadio Nacional de Santiago de Chile. En su segundo partido en eliminatorias, sufrió sin tener responsabilidad la tremenda ráfaga chilena, que en 22 minutos puso el marcador 3-0.

Pero en el complemento, con 3-1 y Venezuela apretando por descontar, el árbitro sancionó un penal. Frente a él se paró nada menos que Alexis Sánchez. Si era gol, se terminaba el partido.

“Era difícil pero venía preparado. En el momento estudio mucho las variables: el jugador, cómo se perfila, lo que me dijo el técnico. Aguanté hasta último momento”, recuerda.  Voló abajo y a su derecha y con una mano tiró la pelota al corner. “Lo lanzó donde habíamos estudiado”, acota, compartiendo el mérito con el entrenador de arqueros.

Clave fue la potencia de piernas para llegar bien abajo tan rápido, un apartado que debe entrenar especialmente para alargar su 1,80m. "Sé que trabajando eso y la agilidad, potenciando las cualidades que me hacen ser arquero, puedo lograr cosas importantes", afirma.

Dudamel, todavía hoy el segundo arquero venezolano con más partidos internacionales, lo aconseja siempre: “Me llena de compromiso. Me da una confianza muy importante que tengo que retribuírsela trabajando al máximo”.

La Copa Mundial Sub-20, en boca de Fariñez
- “Tenemos el potencial de una gran camada, un gran equipo, con mucho corazón, talento, futuro... Queremos demostrar que merecemos ser mundialistas”.

- “Alemania, México y Vanuatu son un grupo fuerte, pero esto es un Mundial y están los mejores del mundo”.

- “Estar con esos grandes nombres en la mayor me ha dado mucha experiencia para poder dar ahora mi granito de arena. Tendremos que disfrutar cada día como si fuese el primero”.