A pocos días de que empiece la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017, el 20 de mayo, la FIFA se prepara para ensayar el arbitraje asistido por vídeo (VAR, por sus siglas en inglés) por primera vez en un torneo de categorías inferiores.

Este certamen está llamado a desempeñar un papel importante en el desarrollo del futuro del fútbol, ya que las pruebas de VAR en vivo abarcarán las seis sedes y los 52 partidos, para apoyar a los árbitros en las decisiones que afecten al transcurso de un encuentro, y que incluyen incidentes serios como goles, decisiones sobre penales, tarjetas rojas directas y confusión de identidades.

En el marco de este ensayo, los árbitros asistentes por vídeo tendrán acceso a todas las transmisiones desde una sala de operaciones específica, lo que les permitirá enviar información al árbitro dentro de la cancha para que pueda corregir cualquier error claro que se produzca en estas situaciones.

Los VAR ejercerán así una función de apoyo, junto con los árbitros asistentes y el cuarto árbitro, aunque el colegiado principal seguirá tomando la primera y la última decisión en el terreno de juego.

El sistema se probó por primera vez en un torneo de la FIFA durante la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016, el pasado mes de diciembre, y desde entonces se han efectuado ensayos en competiciones de todo el globo. Para 2017 hay previstos casi 20.

Podemos obtener más información en el sitio web de innovación tecnológica futbolística.