• Ademola Lookman anotó el doblete que dio a Inglaterra el pase a cuartos
  • Los dos goles fueron fabricados por jugadores del Everton
  • Tras hacer realidad su sueño de jugar la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, Lookman quiere más

“Claro que estoy contento, sobre todo teniendo en cuenta que los postes me privaron de marcar dos goles en el partido anterior”. Estas fueron las palabras que Ademola Lookman pronunció ante los micrófonos de FIFA.com inmediatamente después de que su equipo se impusiese por 2-1 a Costa Rica en los octavos de final de República de Corea 2017.

Y es que, tras toparse en dos ocasiones con la madera en el partido contra República de Corea correspondiente a la última jornada de la fase de grupos, el joven delantero del Everton se reencontró con el gol justo a tiempo para llevar a Inglaterra a cuartos de final. De hecho, la actuación de Lookman podría haber sido más brillante todavía si el lanzamiento de falta que el ariete ejecutó con gran potencia cuando el marcador era de 1-0 no se hubiese estrellado también en el palo, que esta vez no le privó de anotar pero sí de lograr una tripleta.

“Hoy he marcado dos goles y el equipo ha ganado, que es lo más importante. Todo ha salido bien y estoy muy contento por ello”, declaró el delantero. Curiosamente, los dos tantos de Lookman tienen una cosa en común con el primer gol que Inglaterra le marcó a Argentina, en el que Dominic Calvert-Lewin cabeceó al fondo de las mallas un centro de Kieran Dowell: en los tres casos, los autores de la asistencia y de la diana fueron jugadores del Everton.

“Claro que había reparado en eso. Jonjoe [Kenny] me dio un pase fantástico, igual que Dominic [Calvert-Lewin]. Los goles llevaron la firma del Everton”, se congratuló Lookman. “Hace tanto tiempo que entrenamos juntos que nos conocemos muy bien. Se podría decir que hay una gran química entre nosotros”, aseguró.

¿Existe entonces una conexión especial entre estos compañeros de equipo? “No es la primera vez que los que venimos del Everton fabricamos un gol, y si lo logramos es gracias a que trabajamos en equipo y somos grandes amigos incluso fuera del terreno de juego. Eso se nota cuando jugamos”, explica Dominic Calvert-Lewin.

 

La explosión de Lookman como futbolista resultó un poco más tardía que la de sus compañeros de selección, que en la mayor parte de los casos tienen bastante más experiencia que el ariete del Everton en las categorías inferiores del combinado nacional.

A los 15 años, Lookman todavía era un futbolista aficionado que jugaba con sus amigos en competiciones de barrio, pero el ariete empezó a adquirir notoriedad cuando recaló primero en el Waterloo FC, el club de su ciudad, y en el Charlton Athletic posteriormente. A principios de 2017, nuestro protagonista fichó por el Everton con la intención de hacer realidad su sueño de jugar en la Premier League.

“Los dos últimos años han pasado tan rápido que son como un recuerdo borroso, sobre todo los últimos seis meses, en los que he aprendido mucho al tener que adaptarme a un nuevo equipo, una nueva liga y un nuevo entorno. De cara al futuro, me gustaría seguir mejorando como jugador y continuar marcando goles como he hecho hoy”, explicó.

Lookman sabe que pronto tendrá que regresar a los entrenamientos con su club y se está tomando República de Corea 2017 como una oportunidad de las que solo se presentan una vez en la vida. “Esta es la segunda competición más importante después de la Copa Mundial de la FIFA™, así que el mero hecho de estar aquí ya es como un sueño para mí”, aseguró. “Llevamos mucho tiempo jugando juntos y, si creemos en nuestras posibilidades, estoy convencido de que podemos estar en la final”, añadió.

Ya para terminar, si prefiere a México o Senegal en cuartos de final, el delantero inglés respondió lo siguiente: “Me da igual quién sea el rival. Si jugamos como sabemos, todo irá bien. El resultado depende más de cómo lo hagamos nosotros que de la entidad del oponente. Todo lo que tenemos que hacer es creer en nosotros mismos y estar muy concentrados durante todo el partido”.