• Ocho selecciones se marchan a casa tras la fase de grupos
  • FIFA.com recoge las impresiones de varios de sus jugadores
  • “Quiero que nuestros hermanos menores retomen el camino andado”

Todavía quedan 16 selecciones en liza en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017, pero antes de ponerse en marcha la fase de eliminatorias, es el momento de rendir homenaje a las 8 que se vuelven para casa.

La eliminación de Argentina, seis veces campeona del certamen, fue la principal sorpresa entre las selecciones que se marchan tras la fase de grupos. Uno de los mejores momentos que se llevan en la valija es el fenomenal golazo de Lautaro Martínez que supuso el tanto 150º de la Albiceleste en la competición.

Otro combinado sudamericano, Ecuador, se va disgustado por quedarse fuera por poco en un Grupo F muy competido, pero su vibrante 3-3 contra Estados Unidos resultó uno de los mejores partidos de la liguilla.

Para Vanuatu, con una población de 250.000 habitantes, queda la sensación de haber dejado un legado tras competir contra selecciones como Alemania (81 millones de habitantes) y México (127 millones) en su primer Mundial sub-20.  

“Estamos muy orgullosos de nosotros mismos y de nuestras actuaciones”, señala su capitán, Bong Kalo. “Creo que nuestras familias están montando una fiesta en nuestro país”.

En cuanto a Sudáfrica, los Amajita tuvieron que esperar ocho años para regresar a un Mundial sub-20. “Hemos tenido un torneo provechoso aunque no hayamos pasado a la siguiente ronda”, subraya Repo Malepe a FIFA.com. “Quiero que nuestros hermanos menores retomen el camino andado aquí y compitan en Mundiales con más frecuencia”.

Guinea tuvo que esperar aún más tiempo, pues regresó a la gran cita sub-20 por primera vez desde 1979. Los guineanos se marchan de tierras coreanas con un punto, tras arrancar un 1-1 contra Inglaterra. 

La última participación de Irán antes de volar a la República de Corea se remontaba a la edición de Argentina 2001. Pero a pesar de un brillante comienzo, con un triunfo por 1-0 sobre Costa Rica, su campaña concluyó con una postrera desilusión.

“El grado de experiencia que hemos obtenido aquí no es comparable a nada que hayamos vivido antes”, sostiene Omid Norafkan. “Nuestra selección absoluta acaricia la clasificación para el Mundial, así que tenemos que prepararnos para este tipo de campeonatos. Este certamen nos ayudará muchísimo a adquirir experiencia y lecciones para nuestras futuras participaciones”.

Honduras se despidió con buena nota, tras imponerse 2-0 a Vietnam, y su goleador Jorge Álvarez ha podido apreciar así la calidad que están exhibiendo los diferentes contendientes: “Todas las selecciones son igual de buenas; no hay equipos grandes ni pequeños, y todos juegan un buen fútbol”.

República de Corea 2017 pasará a la historia del fútbol de Vietnam, ya que constituyó su primera clasificación para la fase final de un torneo FIFA de fútbol 11 de cualquier categoría, y además logró sumar un punto.

“Estamos orgullosos de lo que hemos hecho en nuestro primer Mundial”, subraya el delantero vietnamita Tran Thanh. “Además, hemos aprendido mucho de los jugadores profesionales que disputan este campeonato a un nivel muy alto. Habría estado mejor si hubiésemos marcado al menos un gol aquí, pero en cualquier caso, creo que ha sido positivo para nosotros, para motivar a nuestra siguiente generación en el futuro”.