• Revive alguno de los mejores momentos de la Copa Mundial Sub-20
  • Disfruta de una selección de goles espectaculares
  • Descubre el detrás de la escena y toda la emoción del fútbol 

Conocidos los finalistas y después de 50 partidos disputados en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017, ha llegado la hora de aceptar que el torneo está llegando a su fin.

Si bien la final del domingo 11 de junio será la encargada de ofrecernos un nuevo torrente de emociones en esta edición del certamen, lo cierto es que la XXI Copa Mundial Sub-20 nos ha regalado ya algunas imágenes y sonidos realmente extraordinarios. Y hemos pensado que queremos disfrutarlos una vez más.

Los aficionados
Los hinchas brindaron un apoyo espectacular a la selección anfitriona tanto dentro como fuera del estadio. Incluso los seguidores que no consiguieron entradas generaron un ambiente increíble.

Pero no sólo mostraron su respaldo a los Guerreros Taeguk, sino que además tuvieron un detalle muy emotivo cuando los suyos se enfrentaron a Inglaterra y rindieron su homenaje particular a las víctimas del ataque terrorista de Manchester.

Eso sí, ellos no fueron los únicos responsables del ruido procedente de las gradas. Vietnam, que participaba por primera vez en una Copa Mundial Sub-20, contó con una impresionante representación.

La llegada al estadio
Aunque, históricamente, las selecciones africanas siempre se han caracterizado por llegar a la cancha cargadas de energía positiva, cuesta encontrar dos combinados nacionales más entusiastas que Zambia y Sudáfrica. Los jugadores de ambos equipos cantaron y bailaron antes del pitido inicial para calentar motores.

La acción
Si hay algo distintivo en el fútbol son los goles, y en las últimas semanas hemos disfrutado de algunos fabulosos. Aquí presentamos sólo un aperitivo, pero habrá que esperar a que se entregue el trofeo para ver cuáles de ellos entran en la lista oficial de los diez mejores. Será entonces cuando podrás votar por el Gol del Torneo.

Las celebraciones
Son los momentos más deseados por cualquier futbolista: oír el pitido final y conseguir el resultado por el que habían luchado.

Ya sea tu primera victoria ante una afición entregada…

Un punto muy peleado para igualar el mejor resultado histórico de tu selección…

O el triunfo con el que haces historia en tu camino a la final y, quién sabe, si hasta el título…