El Mundial sub-20 de la FIFA llegó este domingo a su fin: Inglaterra se proclamó vencedora al superar por 1 a 0 a Venezuela en una emocionante final disputada en el Estadio de Suwon. Gracias a su perseverancia en un encuentro que fue muy reñido de principio a fin, la selección inglesa sub-20 logró el título por primera desde que comenzó a celebrarse la competición en 1977.

Muchos consideran este torneo juvenil un escaparate para echar una ojeada a los astros del mañana. En ese sentido, el Mundial sub-20 en la República de Corea cumplió con las expectativas de la afición. Además, el combinado inglés se llevó a casa los premios al mejor jugador y al mejor guardameta de la competición: Dominic Solanke y Freddie Woodman recogieron el Balón de Oro de adidas y el Guante de Oro de adidas, respectivamente. El centrocampista italiano Riccardo Orsolini se hizo con la Bota de Oro de adidas, con la que se distingue al máximo goleador, con sus cinco goles.

En referencia a la competición, el presidente del Comité Organizador Local y presidente de la Federación Coreana Chung Mong-gyu, hizo las siguientes declaraciones: "Como anfitriones de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, lamentamos que nuestra selección fuera eliminada tan pronto. No obstante, estoy muy orgulloso del éxito de Corea en la organización del torneo y deseo agradecer a la FIFA, al Gobierno y a las ciudades anfitrionas su colaboración y su apoyo en la planificación y puesta en escena de la competición. También cabe destacar el importante papel que han desempeñado las empresas coreanas como promotores nacionales de este Mundial y destacar que el número de entradas vendidas ha superado con creces todas las expectativas".

La Copa Mundial Sub-20 República de Corea ha sido el primer torneo juvenil en el que se ha utilizado el videoarbitraje. El sistema se puso a prueba en 2016 durante la Copa Mundial de Clubes de la FIFA en Japón y, aunque aún está en fase experimental, este año se ha realizado el test más exhaustivo hasta la fecha. Concebido para ayudar a los árbitros a decidir sobre goles fantasma, penaltis dudosos, tarjetas rojas discutibles o confusión de la identidad del jugador infractor, durante los 52 encuentros disputados, gracias a la intervención del asistente de vídeo se corrigieron siete de las quince decisiones revisadas que podían cambiar el curso del partido

Tras la final del torneo, el presidente de la FIFA Gianni Infantino, declaró lo siguiente: "Me gustaría felicitar al COL y a todos aquellos que han hecho posible esta competición aquí en Corea. El torneo ha sido todo un éxito y hemos disfrutado con un fútbol extraordinario. Mi enhorabuena a Inglaterra por su victoria, ya que es su primer título del Mundial sub-20, y a Venezuela por su pasión y gran calidad que les ha permitido participar en la final".

A lo que añadió: "La Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea ha sido una ocasión inmejorable para que los árbitros prueben el protocolo de videoarbitraje del IFAB en una competición internacional de primer nivel. Estamos muy contentos con los resultados por el momento y nos gustaría seguir mejorando. La próxima oportunidad de probar y depurar el sistema en competición y a tiempo real será la Copa FIFA Confederaciones a mediados de este mes en Rusia".