• Cerca de mil voluntarios hacen las cosas más fáciles en el Mundial
  • Son de procedencia y edades diversas, de experiencia muy dilatada y variada
  • Para algunos de ellos, este es su tercer torneo de la FIFA como voluntarios

Como en ediciones previas, República de Corea 2017 está siendo posible gracias al incansable esfuerzo y colaboración de casi un millar de voluntarios.

El COL de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA reclutó a 980 de los aproximadamente 2.625 candidatos que presentaron su solicitud. El proceso de selección fue especialmente reñido en Suwon, donde el COL tiene su cuartel general, con una tasa de admisión de tan solo uno sobre cinco. Desde el 20 de mayo, fecha de comienzo del certamen, los casi 200 voluntarios destinados en cada una de las sedes trabajan diligentemente entre bambalinas para garantizar el éxito de la competición.

"Los voluntarios suelen ser mayores, especialmente en Jeju, donde la mayoría ronda los 40 o 50 años", explicó a FIFA.com Lee Kyungjoon, responsable de gestión de voluntarios del COL. "En ocasiones anteriores, gran parte de los solicitantes eran estudiantes, pero para este torneo hemos visto candidatos de grupos de edad más diversos. Estamos extremadamente agradecidos a todos nuestros voluntarios. Se sometieron a tres intensas sesiones de formación y han ayudado enormemente al buen funcionamiento del certamen".

Uno de los integrantes más veteranos del contingente es Lim Euisoon, de 71 años de edad. En 2003 dejó su puesto como funcionario para jubilarse y desde entonces suma 4.500 horas como voluntario. Junto a él en Incheon encontramos a su esposa, Song Hyunja, y a su hijo, Lim Youngrim. 

Kim Kwanwoo, maestro de escuela de 34 años de edad, fue acomodador en la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™ y guía del estadio cinco años más tarde en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA República de Corea 2007. "Con mi experiencia como voluntario en los dos torneos anteriores de la FIFA quiero contribuir al éxito de la organización del certamen de este año", explicó.

A diferencia de antes, cuando todavía era estudiante universitario, tengo nueve años de experiencia como maestro de escuela. "Ahora poseo un mayor sentido de la responsabilidad y puedo interpretar las situaciones más rápidamente. Con estas aptitudes puedo ayudar mejor a mis compañeros sobre el terreno".

De entre los voluntarios de República de Corea 2017, algunos destacan por sus credenciales. Han Sangwoo (41) colaboró con el departamento de transporte en 2002 y 2007. Entonces dirigía un gimnasio de Taekwondo, pero sus experiencias en la Copa Mundial le convencieron para dar un giro a su trayectoria y ahora trabaja en el ámbito de la conducción y el transporte. En esta su tercera competición de la FIFA, es responsable de la coordinación de vehículos.

Vo Thi Lan Da, de Vietnam, está en la República de Corea como parte de un programa de estudios en el extranjero, y ha aprovechado la ocasión para ofrecer sus servicios como traductora. "Me gusta ver algunos deportes como espectadora. Desde mis tiempos en la universidad he participado en muchos eventos deportivos", afirmó entusiasmada. "Estoy muy orgullosa de mi país por su debut en la Copa Mundial Sub-20. De hecho su gran logro fue un factor determinante en mi decisión de presentarme como voluntaria para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA de este año".