• Anotó el 1-0 en el 2-1 sobre EEUU por 4tos de final
  • Lleva 2 goles y 3 asistencias en República de Corea
  • Sobre el segundo alargue consecutivo: "No hay secuelas físicas"

Venezuela efectuó hasta 20 disparos a puerta en los primeros 90 minutos de su eliminatoria de cuartos de final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017 contra Estados Unidos, todos ellos infructuosos.

Cuando el árbitro señaló el pitido final del tiempo reglamentado, que obligaba a ir a la prórroga, la preocupación era visible en los rostros de los jugadores venezolanos. Ronaldo Chacón y Sergio Córdova habían estrellado sendos remates de cabeza contra el larguero, y el guardameta estadounidense, Jonathan Klinsmann, se mostraba imbatible.

“La situación era bastante complicada, pero aun así seguíamos confiando en poder hacer gol”, declaró Adalberto Peñaranda a FIFA.com después del encuentro que colocó a la Vinotinto en semifinales por primera vez.

“Quizás fue una intervención divina lo que nos permitió marcar y ganar al fin el partido”. Después de que Klinsmann interceptase otro balón de Sergio Córdova en la prórroga, y cuando ya casi parecía que los sudamericanos nunca iban a poder introducir el esférico entre los tres palos, Peñaranda apareció al cabo de 96 minutos de juego.

“Fue un momento muy especial. No es una situación con la que uno se encuentre todos los días”, cuenta. “Sentí un gran alivio al ver cómo el balón entraba por fin, después de todas las oportunidades que habíamos fallado durante el partido”.



 En la segunda parte de la prolongación, Venezuela puso el 2-0 a través de un testarazo de Nahuel Ferraresi, y el norteamericano Jeremy Ebobisse replicó al poco tiempo, también de cabeza. Estados Unidos peleó hasta el último instante, pero los venezolanos acabarían llevándose el triunfo.

En octavos de final, Venezuela también había tenido dificultades en la finalización contra la selección japonesa. ¿Acusará ahora el cansancio, tras disputar 240 minutos en apenas cinco días?

“Estamos muy bien en el aspecto físico, y estos dos partidos seguidos con prórroga no nos han dejado secuelas”, anuncia Peñaranda. “El partido de Japón fue muy exigente, sí, y también hubo prórroga, pero al final acabamos ganando. Hoy ha sido igual. No tengo ninguna duda de que estaremos listos para afrontar el siguiente”.

Peñaranda suele actuar en la posición de extremo, y con el tanto inicial de los suyos de hoy suma ya dos dianas, además de haber dado los pases de otras tres. “Es importante que contribuya de cualquier forma posible. No se trata de los goles que marque ni de las asistencias que dé, lo que importa es que al final ganemos”.

¿Y qué posibilidades cree que tiene Venezuela en semifinales. “Estamos preparados para jugar contra cualquier rival", decía antes de saber que Uruguay sería su obstáculo rumbo a la final.

"No va a ser un partido fácil. Simplemente tendremos que centrarnos en nuestras propias capacidades”.