El camino a Nueva Zelanda
De punta a punta. Así ganó Argentina el Campeonato Sudamericano Sub-20, un título que no conseguía desde 2003. La Albiceleste superó la fase inicial como ganadora del Grupo A, donde goleó a Ecuador, Bolivia y Perú y apenas tropezó con Paraguay, su única derrota. No desaceleró en el hexagonal final: venció a Perú, empató con Colombia, superó a Brasil y se clasificó anticipadamente al Mundial tras vengarse de Paraguay. La cereza del postre llegó ante el anfitrión Uruguay, a quien venció 2-1 tras empezar en desventaja.

Las claves del equipo
Personalidad, orden para defender y, sobre todo, un tremendo poder de gol fueron las principales virtudes de Argentina, el equipo más prolífero del clasificatorio con una media de 2,66 tantos por partido (24 en 9).

No extraña que sus principales figuras hayan sido Ángel Correa y Giovanni Simeone: mientras que el habilidoso delantero del Atlético Madrid logró el premio al Mejor Jugador del torneo, el atacante de River Plate, e hijo de Diego Simeone, resultó su máximo artillero (9 dianas). También sobresalieron el arquero Augusto Batalla y el central Emanuel Mammana, dos del nutrido grupo de jugadores del plantel que fueron semifinalistas de la Copa Mundial Sub-17 en 2013.

El seleccionador
Con más de 20 años de trayectoria como entrenador, los últimos cuatro al frente del Departamento de Selecciones Juveniles de Argentina, Humberto Grondona dirigirá en Nueva Zelanda su segunda Copa Mundial de la FIFA consecutiva, tras liderar a la sub-17 hasta las semifinales de Emiratos Árabes Unidos 2013. Grondona, quien también ejerce el periodismo, tendrá a los 57 años una revancha personal: en 2005 no clasificó a la sub-20 de México para la fase final de Países Bajos.

Antecedentes mundialistas
Pese a no haber clasificado a Turquía 2013, Argentina es sinónimo de excelencia en las Copas Mundiales Sub-20 de la FIFA. No por casualidad ganó seis ediciones desde que debutó en el certamen en Japón 1979, donde fue campeón de la mano de Diego Maradona. Así, es el máximo ganador de la historia: 1979, 1995, 1997, 2001, 2005 y 2007.

La frase
"No hay mejor defensa que un buen ataque, y este equipo tiene gol. Gol, gol y gol. Siento orgullo por el logro del grupo, no es fácil jugar  una final con Uruguay ante 50.000 personasy ganarla. Ahora debemos empezar a prepararnos para el Mundial: será clave la adaptación a la diferencia horaria".
Humberto Grondona, seleccionador de Argentina.