El camino a Nueva Zelanda
Portugal protagonizó una trayectoria impecable hasta lograr la clasificación para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Al cosechar tres victorias en la fase de grupos del Campeonato Sub-19 de la UEFA, el conjunto luso obtuvo el pase a semifinales, y con él el billete para Nueva Zelanda 2015. En la semifinal, los portugueses se impusieron a Serbia en los penales, accediendo así a la final del torneo continental, donde acabarían cayendo ante Alemania por la mínima.

Las claves del equipo
La joven selección portuguesa ya demostró sobradamente en el Campeonato Sub-19 de la UEFA poseer una técnica por encima de la media. El equipo nunca deja de mirar a la meta contraria, si bien procura mantener un equilibrio constante entre todos los sectores.

Como se esperaba, el ataque fue una de las grandes virtudes del equipo en la Eurocopa de la categoría, en la que destacó el contundente 6-1 infligido a Hungría, con un papel especial para el delantero André Silva, primer jugador de la historia en marcar cuatro goles en un partido de la fase final del torneo.

El punta Marcos Lopes, también conocido como Ronny Lopes, es otra de las figuras del combinado nacional. Fichó siendo muy joven por el Manchester City, y fue cedido al comienzo de la temporada 2014/15 al Lille francés, con el que está jugando y marcando con una regularidad impresionante para un futbolista que no cumplirá los 20 años hasta el final de 2015.

El seleccionador
La Copa Mundial Sub-20 de la FIFA no representa una novedad para Hélio Sousa, puesto que el actual seleccionador formó parte del equipo que, en 1989, conquistó el primer título mundialista de Portugal, en Arabia Saudí.

Tras colgarse la medalla de oro en Riad, Hélio Sousa jugó durante toda su carrera de futbolista en el Vitória de Setúbal, club en el que también dio sus primeros pasos como entrenador, para luego pasar por el Covilhã. En 2010 se incorporó al esquema de la Asociación Portuguesa de Fútbol, y ha entrenado en casi todos los niveles inferiores.

Antecedentes mundialistas
Portugal tiene dos títulos mundiales sub-20, conseguidos de forma consecutiva. El primero llegó en Arabia Saudí 1989, y dos años después la generación dorada dirigida por Carlos Queiroz repetiría esa gesta, esta vez en casa, al vencer a Brasil en la final.

Además de los dos trofeos, Portugal fue subcampeón en Colombia 2011. También terminó tercero en la edición de 1995, celebrada en Qatar. En la última prueba, la de Turquía 2013, la formación portuguesa fue eliminada por Ghana en octavos de final.

La frase
“Es una pena que nos quedásemos sin el título sub-19 europeo, pero ahora vamos a seguir creciendo hasta el Mundial de 2015. Haber conseguido el pase para Nueva Zelanda es un gran logro, pero queremos más: queremos el título mundial”.
Hélio Sousa, seleccionador.