Golazo del argentino Lautaro Martínez ante Guinea. Recibió de espaldas, protegió bien la pelota, giró sobre sí mismo y, tras levantar la mirada, la puso con su diestra directa a la escuadra.