El surcoreano Lee Seungwoo demostró su fama de jugón con este auténtico golazo. Eslalon por la derecha sorteando rivales para después batir al arquero de Argentina picando el balón ante su salida.