Balón largo desde la propia cancha para Myer Bevan, que demostró habilidad y potencia para salir en velocidad, realizar un control orientado y conectar un potente disparo que pegó en la cruceta antes de colarse adentro.