Los niños de la provincia de Kyungnam vivieron una jornada inolvidable durante la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017.