Las tres décadas de iniciativas de desarrollo de la FIFA realmente han marcado una diferencia en el fútbol africano, culminando en la asombrosa victoria de Ghana en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Fue la primera vez que un país africano ganó la segunda competición en importancia de la FIFA, aunque otros han estado cerca.