La FIFA debuta en YouTube, el sitio web donde compartir vídeos por excelencia, para hacer más accesible a los aficionados el contenido audiovisual de la federación internacional de fútbol.