El legendario holandés, uno de los más grandes jugadores de la historia, descolló en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 1974. Esta secuencia de imágenes muestra las genialidades que desplegaba con el balón en sus pies.