Icono y leyenda del fútbol, el alemán Franz Beckenbauer redefinió el rol del líbero y logró levantar como capitán la Copa Mundial de la FIFA en Alemania 1974.