La reciente Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA se convirtió en un éxito rotundo para África. No en vano, Nigeria llegó a la final después de anotar 15 goles por el camino, y tan sólo una arrolladora Alemania le impidió alzar el trofeo al cabo del encuentro decisivo.

Fran Hilton-Smith observó con admiración toda la campaña de las nigerianas, pese a la decepción sufrida al final. La Directora Técnica de la Asociación Sudafricana de Fútbol (SAFA), paladín del fútbol femenino africano, conoce mejor que nadie las grandes posibilidades del continente, y no considera que lo logrado en Canadá 2014 sea un gesta heroica que excedió todas las expectativas, sino un ejemplo más del gran potencial que atesora África.

"El hecho de que Nigeria llegara tan lejos demuestra una vez más que las jugadoras africanas poseen una habilidad y una técnica soberbias", ha declarado Hilton-Smith, integrante además de la Comisión Organizadora de la FIFA de Canadá 2014. "Sin embargo, si pudieran competir con tanta asiduidad como sus homólogas europeas, conseguirían muchísimo más".

El ejemplo de Canadá 2014
"No me cabe duda de que, si los equipos africanos jugaran partidos de fútbol más regularmente y disfrutaran además de regularidad con sus entrenadores, ya habríamos tenido campeones del mundo africanos. Fíjense en Nigeria en Canadá. No se impuso a Alemania únicamente porque no le acompañó la suerte, y eso teniendo en cuenta todas las ventajas que disfrutan las alemanas desde el punto de vista de la organización, el entrenamiento, el juego regular como equipo y la liga profesional que tienen en el país. Si pudiéramos empezar a cerrar esas brechas, las posibilidades de África serían simplemente impresionantes".

"No obstante, en estos momentos los equipos africanos no pueden jugar. Ésa es nuestra principal desventaja y, en mi opinión, es lo que nos impide dar el último paso hacia el triunfo en este tipo de competiciones. En Sudáfrica tratamos de organizar amistosos dentro del continente, pero nos resulta imposible, dada la enorme cantidad de países que no arman selecciones hasta que ya tienen el torneo encima. Entonces montan un equipo deprisa y corriendo, contratan un seleccionador, juegan uno o dos amistosos, celebran concentraciones en cualquier parte y ya está. El resto del año, no hay nada".

Sin embargo, el problema tiene solución. Hilton-Smith lleva trabajando sin descanso, tanto en la SAFA como en la Confederación Africana de Fútbol (CAF), para encontrar vías prácticas que permitan el desarrollo de los equipos del continente y su perfeccionamiento en competiciones más frecuentes y de alto nivel.

La sudafricana explica: "La CAF me ha elegido para formar parte de su comisión técnica, lo que es un inmenso logro en sí mismo, porque soy la primera sudafricana que nombran para el puesto. Se trata además de un importante espaldarazo al fútbol femenino, dado que siempre estoy luchando por él, y lo que siempre digo es que necesitamos más competiciones. El problema es que la CAF sólo celebra un Campeonato Femenino Africano cada dos años, y cada cuatro años la clasificación para el Mundial. Aparte de esto, no hay nada, de manera que no se disputan suficientes partidos".

Jugar más partidos, la clave
"Necesitamos un campeonato femenino cada año, porque esto mantendrá vivos a los equipos. Debo decir que hay voluntad y ganas en la comisión técnica. El Vicepresidente es Kalusha Bwalya, de Zambia, otro defensor del fútbol de mujeres: su equipo femenino está haciendo un gran trabajo, tanto en las categorías juveniles como en la absoluta. En general, el fútbol femenino está creciendo en África y la calidad sigue mejorando. Pero necesitamos más partidos para hacer realidad lo mucho que promete".

También se precisan más competiciones de clubes, y ése es precisamente el objetivo que persigue Hilton-Smith en el ámbito nacional. Actualmente, en Sudáfrica está formándose una liga femenina semiprofesional. El trabajo de la directiva sudafricana no se circunscribe exclusivamente a África. Hilton-Smith forma parte además de la Task Force de la FIFA para el Fútbol Femenino y de la Comisión Organizadora de la Copa Mundial Femenina de la FIFA, donde tiene ocasión de perfilar el fútbol femenino en la esfera mundial.

"Es un honor representar a África en la Task Force, un trabajo que ya está dando sus frutos", explica a FIFA.com. "Moya Dodd [Presidenta de la Task Force] posee una gran visión de futuro. El hecho de que diez de sus propuestas ya hayan conseguido grandes mejoras es importantísimo y demuestra la clara voluntad de la FIFA en pos de los progresos del fútbol femenino".

"En cuanto a la Copa Mundial Femenina, creo que será una gran competición. Su ampliación a 24 selecciones ha proporcionado a muchos equipos, incluida Sudáfrica, un auténtico estímulo. Otorga a las naciones más pequeñas la oportunidad de llegar a una competición de élite y, una vez que esto ocurra, veremos grandes avances del fútbol femenino en el mundo entero".