“¿Te gusta el fútbol? ¿Sueñas con entrenarte, desarrollar tu talento y llegar a ser profesional? No hay problema… ¡Podemos ayudarte a alcanzar tus sueños!”. Ése es el mensaje del Festival Live Your Goals celebrado en el Estadio Internacional Prince Mohammed, en la ciudad de Al Zarqa, una de las sedes de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016.

Ciento cincuenta chicas procedentes de escuelas de todos los rincones del Reino se reunieron para la ocasión. Algunas llevaban mucho tiempo practicando el fútbol, mientras que otras jugaban a él por primera vez, pero todas tenían al menos un punto en común: el amor por el deporte rey. Este programa cuatrienal, organizado por la FIFA en colaboración con la Federación Jordana, aspira a sensibilizar a las niñas acerca del fútbol, animarlas a que lo practiquen y aumentar su popularidad. El objetivo, a modo de legado, consiste en confeccionar un grupo de futbolistas prometedoras que forme la base de la selección femenina jordana cuando termine esta cita mundialista que albergan el país y Oriente Próximo.

“Creo que va a ayudarme a triunfar en la vida”, responde Yasmeen Mohammed Azem, de 12 años, al preguntársele qué le atrae del fútbol. “He practicado otros deportes. Jugué mucho tiempo al baloncesto, pero me decanté por el fútbol porque es el que prefiero. Espero llegar a ser algún día capitana de la selección nacional”.

Y niñas de todas las edades pudieron entrenarse gracias a los doce talleres instalados en el estadio. Cada grupo trabajó una aptitud particular: el tiro, los pases, la velocidad... Sin olvidar los partidillos, en los que las participantes se mostraron sumamente motivadas. Y lo cierto es que estaban pisando la misma cancha que las jugadoras del Mundial Sub-17.

Y no fueron sólo las chicas y los técnicos quienes llenaron el estadio, sino también muchos padres. Así, encontramos a la madre de Joud Abou Ali, de 10 años, que llamó la atención por su talento. “Es el segundo año que mi hija juega al fútbol”, confiesa. “Me habría gustado que empezase antes. Su carácter ha mejorado. El fútbol le ha inculcado orden y respeto por los horarios. En la escuela la animan a seguir. Sueña con ser internacional con Jordania, y yo todavía más que ella. Voy a hacer todo lo que pueda para que alcance ese objetivo. Quiero ver a mi hija golpear el balón en partidos internacionales, como los que ha vivido el país”.

Durante los últimos años, las mentalidades han cambiado: ahora las familias animan a sus hijas a practicar el deporte en general, y en particular el fútbol. ¿Y qué mensaje se puede transmitir entonces a quienes todavía no han adoptado este punto de vista? Abeer Rantisi, Directora de Fútbol Femenino de la Federación Jordana, ofrece su opinión: “El nombre del programa ya lo dice todo. Recomendamos a todas las chicas a las que les gusta el fútbol que corran en pos de sus sueños, sin rendirse nunca. Pedimos a sus familias que no obstaculicen ese camino, porque el fútbol puede mejorar de verdad sus vidas”.

El festival de Al Zarqa ha terminado, pero para estas adolescentes el balón sigue rodando. Se han marchado con nuevas aptitudes, amigas que comparten su pasión, hermosos recuerdos y un sueño que están decididas a hacer realidad.