Durante 15 años, Abby Wambach dominó el fútbol femenino. Con nada menos que 184 goles en su carrera con el combinado estadounidense, con quien sumó 255 internacionalidades entre 2001 y 2015, es la persona que más goles ha anotado en la historia del fútbol de selecciones.

A lo largo de los años, Wambach, nacida en Rochester (Nueva York), recibió innumerables galardones y trofeos, entre ellos dos medallas de oro olímpicas, el premio de Jugadora Mundial de la FIFA del año 2012, el Balón de Bronce adidas y la Bota de Plata adidas de Alemania 2011 y, por supuesto, la medalla de campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™, que supuso un memorable colofón para su ilustre carrera, antes de retirarse en diciembre de 2015. 

La impronta que dejó dentro de la cancha es absolutamente extraordinaria, pero la antigua número 20 de Estados Unidos también ha influido fuera de los terrenos de juego como embajadora Live Your Goals, contribuyendo a impulsar la misión de la FIFA de dar a las niñas y mujeres de todo el mundo la oportunidad de jugar al fútbol en todos los niveles.

“El fútbol me ha ayudado a convertirme en la persona que soy hoy en día”, explica Wambach, expresando su reconocimiento por el programa Live Your Goals en vísperas de Canadá 2015. “Me ha abierto muchas puertas, me ha dado confianza y me ha mostrado cosas por todo el mundo que nunca creí que fuese a ver”. 

“Quiero que jueguen al fútbol el mayor número de niñas y mujeres posible. Que me acompañen comprometiéndose con la campaña Live Your Goals. Consigamos que seamos 45 millones las que juguemos al fútbol cuando llegue el Mundial Femenino de 2019”. 

Cuando Wambach anunció su despedida y repasó sus últimos 15 años en el fútbol, manifestó su deseo de seguir luchando por la modalidad femenina incluso después de colgar las botas: “Todavía nos queda trabajo por hacer en el fútbol femenino, pero después de traer a Estados Unidos el título del Mundial este verano soy muy optimista acerca del futuro de nuestro deporte”.

“Ha sido una trayectoria increíble, maravillosa, y ya estoy deseando ver lo que me depara el próximo episodio de mi vida”.