La máxima goleadora indiscutible de Canadá hasta la fecha, Christine Sinclair, es una fuente de inspiración dentro y fuera de la cancha. Su entrega en pos del éxito de su selección no conoce límites, tras haber guiado a Canadá hacia la medalla de bronce en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Londres 2012, hacia una actuación más que digna en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™ celebrada en su país, y hacia el título en la Copa del Algarve 2016.

Pero cuando no defiende los colores rojo y blanco de su país, Sinclair también promueve el crecimiento del fútbol femenino en todo el mundo. Como embajadora de Live Your Goals, la delantera ha estado ayudando a impulsar la misión de la FIFA para brindar a las niñas y mujeres de todo el mundo la oportunidad de jugar al fútbol a todos los niveles.

“Creo que soy la persona que soy hoy por el fútbol”, afirma Sinclair. “Empecé cuando era muy pequeña, con unos 4 años. Siendo niña aprendes muchísimas lecciones valiosas en un deporte colectivo: sobre el trabajo en equipo, el altruismo y el respeto a tus compañeras y rivales. Básicamente, creo que todas las niñas deberían gozar de esa oportunidad”.

Al mismo tiempo que Sinclair sigue batiendo récords y persiguiendo a otra embajadora de Live Your Goals, Abby Wambach, en la cima de la tabla de goleadoras de todos los tiempos, la jugadora nacida en Burnaby (Columbia Británica) anima a jugar al fútbol a todas las niñas y mujeres que sea posible.

Antes del comienzo de Canadá 2015, Sinclair se marcó, junto con las demás embajadoras de Live Your Goals, un objetivo de inclusión en el fútbol femenino a cuatro años vista: “¡Consigamos que 45 millones de nosotras juguemos al fútbol al llegar el próximo Mundial femenino en 2019!”.