Al haberse criado en Estados Unidos durante la época dorada del fútbol femenino, cuando Mia Hamm, Michelle Akers, Julie Foudy y muchas otras allanaban el camino a las jugadoras del futuro, la ex internacional neozelandesa Rebecca Smith pudo observar en primera fila el poder del balompié y el impacto que puede tener en las mujeres y niñas de todo el mundo.

Smith fue la capitana de Nueva Zelanda en la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007™ y, ese mismo año, su buen rendimiento fue reconocido con la nominación al premio de Jugadora Mundial de la FIFA 2007. En sus 11 años de carrera con las Football Ferns, la defensa central fue 74 veces internacional y metió 6 goles. Al preguntarle por el impacto que ha tenido el fútbol en su vida, empezando por su periodo en Estados Unidos, Smith se muestra agradecida por la oportunidad de poder entrar en contacto con este deporte a tan tierna edad.

“Criarme en Estados Unidos hizo que pudiese ver a muchas magníficas futbolistas”, señala Smith. “Nunca olvidaré haber sido una de los más de 90.000 espectadores que presenciaron la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 1999 en el Rose Bowl, cuando Estados Unidos ganó el título. La capitana de aquel equipo era Carla Overbeck, con la que tuve la suerte de trabajar cuando jugaba al fútbol en la Universidad de Duke. Era la segunda entrenadora de nuestro equipo, y siempre he recurrido a ella cuando buscaba ayuda y consejo”.

Como embajadora de Live Your Goals, Rebecca colabora actualmente en impulsar la misión de la FIFA para brindar a las niñas y mujeres de todo el mundo la oportunidad de jugar al fútbol a todos los niveles. “El fútbol me ha dado la oportunidad de vivir, trabajar y viajar a muchísimos países”, resalta. “Me siento muy afortunada por haber jugado al fútbol en Estados Unidos, Suecia, Australia, Alemania y Nueva Zelanda, y por haber competido en la Copa Mundial Femenina de la FIFA y los Juegos Olímpicos”.

Con la ayuda de Smith, la campaña Live Your Goals de la FIFA aspira a que haya 45 millones de niñas y mujeres jugando al fútbol en todo el mundo para la próxima Copa Mundial Femenina de la FIFA, en 2019.