Cada vez son más las mujeres y niñas que descubren su pasión por el deporte rey y que convierten el fútbol femenino en la disciplina deportiva con un crecimiento más veloz en multitud de países. A este éxito contribuye en buena medida el programa Live Your Goals de la FIFA, introducido en 2011 con el objetivo de animar a niñas y mujeres a jugar al fútbol y practicarlo habitualmente.

Solamente en el último año, 50 asociaciones miembro de la FIFA pusieron en marcha este programa y organizaron 144 eventos que congregaron a un total de 40.000 jóvenes futbolistas. También hay un buen número de festivales programados para el 2016, y nuevas asociaciones han decidido unirse a esta campaña, como es el caso de Singapur.

"Live Your Goals es una idea enérgica y muy fresca, que contempla a las jugadoras como ejemplos a seguir y que anima así a jugar a las más pequeñas. Es un buen modo de acercarles y promocionar el fútbol femenino", sostiene Julie Teo, manager de fútbol femenino y fútbol base de la Asociación Singapurense de Fútbol (FAS).

El fútbol femenino, en auge
Y es que la vertiente femenina del balompié es cada vez más popular en la isla y ciudad estado más pequeña del Sudeste Asiático. En el año 2000, la FAS comenzó a ocuparse de esta disciplina, y en 2004 abrió su propia sección de fútbol femenino.

"Ya hemos organizado festivales para chicas. En el año 2014 participaron 300, y en el 2015 fueron 500. Por eso decidimos iniciar un proyecto a largo plazo y solicitamos la campaña Live Your Goals, que disfrutaremos por primera vez este año", explica Teo.

"Es un programa en el que se presentan modelos de conducta femeninos", añade sobre cómo cree que logrará esta campaña acercar el fútbol a niñas y mujeres. "Las chicas pueden identificarse mucho mejor con alguien a quien ven como una madre o una hermana. Les ayuda a sentirse bien, sobre todo si no han jugado antes al fútbol. Estos ejemplos son buenos para las niñas, porque ya han pasado por las mismas cosas que ellas. Recuerdan cómo les fue la primera vez que dieron patadas a un balón, la timidez que sentían entonces y lo poco seguras que estaban de sí mismas. Estas figuras son muy buenas para las más pequeñas. Si empezamos a implementar esta campaña, lo haremos por todo el país y cada vez más gente conocerá el fútbol femenino en Singapur", apunta.

Siempre en movimiento
En cualquier caso, al fútbol femenino todavía le queda un largo camino por recorrer en Singapur, país que ocupa actualmente la 103ª posición en la Clasificación Mundial Femenina de la FIFA. Su selección nacional ha participado hasta la fecha en tres ediciones de la Copa Asiática Femenina de la AFC (1991, 2001 y 2003), aunque nunca ha superado la primera fase. Y en un reciente amistoso contra Sri Lanka, el combinado singapurense perdió 0-1. ¿Qué hay que hacer, por tanto, para guiar por el buen camino al fútbol femenino en Singapur?

"Necesitamos la base, los colegios, competiciones a nivel estatal y selecciones nacionales. Necesitamos también entrenadoras y jugadoras, a los medios de comunicación y publicidad. Cuando regresé a Singapur empecé a levantar las estructuras, a crear los combinados femeninos sub-14, sub-16 y sub-19, a fin de allanar el camino de las jugadoras desde la base hasta la selección absoluta. Y son las futbolistas internacionales las que deben servir de ejemplo para motivar a las niñas y demostrarles que en el futuro pueden representar a su país en un torneo o convertirse en entrenadoras, managers o fisioterapeutas una vez cuelguen las botas", señala Teo sobre cuál debe ser el plan a seguir.

"En estos momentos estamos dando pequeños pasos. Acabamos de empezar, como quien dice, y no queremos presionar demasiado a las chicas. El primer paso ha de ser volver a la actividad y garantizar a los equipos una buena preparación mediante partidos amistosos y campeonatos regionales. Además, queremos que nuestras selecciones nacionales lo hagan bien en los clasificatorios. Pero, por ahora, nuestro objetivo principal es mantenernos activas a nivel regional y, a partir de ahí, planificar los siguientes pasos", concluye.