Fútbol femenino

Chan, mujer al poder en Hong-Kong

(FIFA.com)
Head coach Chan Yuen-ting poses with the trophy after guiding Eastern S.C. to the 2016 season Hong Kong Premier League title

No es habitual encomendar la misión de dirigir un equipo de fútbol profesional masculino a una mujer, ni mucho menos a alguien que todavía no ha demostrado su talento al máximo nivel. Sin embargo, Chan Yuen Ting, entrenadora de 27 años, ha desafiado estas convenciones y ha guiado al Eastern hasta el título de la Premier League de Hong Kong.

Por supuesto, Chan no es la primera mujer que toma las riendas de un equipo masculino. Quizá el caso más conocido sea el de Corinne Diacre, que dirige al Clermont Foot, de la categoría de plata francesa, desde el año 2014. Pero tras llevar al Eastern hasta su quinto título doméstico, el nombre de Chan figurará para siempre en los anales del fútbol por ser, presumiblemente, la primera entrenadora en hacer campeón a un equipo masculino en primera división.

"No estoy segura de si es un récord mundial, tendré que comprobarlo", dice Chan entre risas en su charla con FIFA.com. "Me siento muy orgullosa, pero no de mí misma, sino de mi equipo. Todos los jugadores rindieron a su mejor nivel y demostraron su profesionalidad y ética de trabajo".

"No contaba con convertirme tan pronto en primera entrenadora", reconoce Chan, que trabajó como asistente de su predecesor, Yeung Ching-kwong, hasta que lo relevó el pasado mes de diciembre. "Tomé las riendas a mitad de la temporada pasada, pero tanto el club como el equipo me ayudaron un montón. Ha sido su apoyo el que nos ha traído hasta aquí".

Alumna aplicada
Chan decidió que quería dedicarse al fútbol en la universidad, después de ver a David Beckham en acción. “Lo veía tan guapo en la cancha y jugaba tan bien, que no pude evitar obsesionarme con este deporte” reconoce.

En el año 2010, cuando sus esperanzas de convertirse en jugadora profesional se tornaron poco realistas, Chan entró a formar parte del cuerpo técnico del Pegasus FC, al que dirigía Chan Hiu Ming. Dos años después se marchó al Southern District FC para continuar con su carrera como entrenadora asistente, y posteriormente la invitaron a unirse al Eastern, entrenado por Yeung. Pese a ser una recién llegada al mundo del fútbol de Hong Kong, Chan demostró que aprendía rápido.

"Tanto Chan Hiu Ming como Yeung, mi predecesor, me enseñaron muchísimo acerca de esta profesión", subraya. "También he aprendido de los futbolistas, y quiero seguir haciéndolo. Siempre que tengo una pregunta me dirijo a un compañero o a un jugador. El camino hasta aquí no ha sido fácil, y más de una vez me vi forzada a pensar en dejarlo, pero nunca me rendí. Para mí, no hay mejor trabajo que el fútbol, porque es lo que más me gusta".

El progreso de Chan fue tal que le ofrecieron hacerse cargo del Eastern, de manera inesperada, tras la salida de Yeung. Esto la convirtió, seguramente, en la primera mujer en dirigir un equipo masculino de primera división en Asia.

"No fue fácil”, reconoce. “La oportunidad me llegó demasiado pronto. Yo esperaba trabajar entre tres y cinco años más como asistente, pero de la noche a la mañana me convertí en la entrenadora del mejor club de Hong Kong. Estaba nerviosa. Sentía tanta presión que, al principio, no podía comer ni dormir. Tenía miedo de defraudar a toda la gente que tenía alrededor".

"La mayor dificultad era que no sabía qué pensaban los jugadores sobre mí por el hecho de ser mujer", explica. "Mi estrategia entonces fue observar y comunicar, mantenerme abierta a mis ayudantes y jugadores. Creía en ellos e intenté establecer una relación sana [en el seno del equipo]. Lo único que hice para ganarme su confianza fue trabajar con empeño. [Pensaba] ‘si hago bien mi trabajo, confiarán en mí. Sabrán que lo que hago es por el bien del equipo’", añade.

Nuevos retos por venir
Y el esfuerzo de Chan no tardó en dar sus frutos. Firmó un debut perfecto, ya que el Eastern eliminó en penales al South China, su archirrival, en las semifinales de la Senior Challenge Shield de Hong Kong en la temporada 2015/16. En un triunfo muy sufrido, el cuadro de Chan logró igualar dos veces, después de ir a remolque en el marcador, y la prórroga terminó con empate a dos. Finalmente, el Eastern se llevó el gato al agua en los lanzamientos desde los once metros.

"Jugamos un gran partido y, sobre todo, demostramos nuestra fuerza como bloque", recuerda sobre su primer encuentro al mando del equipo. "Tanto la prensa como los aficionados nos elogiaron por el partido que habíamos hecho. Además, aquella victoria me dio confianza para seguir adelante con mi trabajo".

Desde luego, fue un triunfo memorable que ayudó enormemente a Chan y al equipo. Un mes más tarde, Chan conquistó su primer título con el Eastern, que derrotó 2-0 al Kwoon Chung Southern en la final del torneo. Pero aún más impresionante si cabe fue su andadura en liga, donde el Eastern se proclamó campeón con una jornada de antelación después de ganar 2-1 al South China.

En cualquier caso, Chan, admiradora de José Mourinho, no se duerme en los laureles tras el doblete obtenido y tiene ya la mirada puesta en sus próximos desafíos. "Puede que representemos a Hong Kong en la próxima edición de la Liga de Campeones de la AFC, por lo que tendremos la oportunidad de medirnos a los mejores clubes de Asia. Confío en mantener nuestra buena línea también en esta competición”, concluye con optimismo.

Notas recomendadas