Actividad febril esta semana con la doble cita del calendario de partidos internacionales de la FIFA. En Europa, el centro de atención fueron los preliminares de la Eurocopa Femenina, mientras que las próximas contendientes del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino de Río 2016 aprovecharon la ocasión para ponerse a punto. FIFA.com repasa lo acontecido en los últimos días.

Europa, con la vista puesta en septiembre
Entre el lunes y el martes tuvieron lugar 13 encuentros de clasificación para la Eurocopa Femenina, a los que hay que añadir los celebrados los días anteriores. Una agenda de lo más apretada. Hubo pocas sorpresas y muchas victorias por goleada. El empate a 0-0 entre Finlandia y Portugal fue la gran excepción. Y aunque ninguna de las aspirantes sumó su nombre al de Suiza, que logró el pase durante el fin de semana, varios combinados tienen asegurado ya como mínimo el segundo puesto y la posibilidad de disputar las eliminatorias. Son Islandia, Suecia, Dinamarca, Rusia, Inglaterra, Bélgica, Noruega y Austria, que han seguido los pasos de Escocia y España. Las ocho líderes de grupo y las seis mejores segundas participarán en Holanda 2017, mientras que las dos segundas restantes pugnarán en octubre por el último billete a la Eurocopa.

Viejas rivales
Como parte de sus preparativos para Río 2016, Australia y Nueva Zelanda volvieron a verse las caras en estos últimos días a doble partido, aunque con resultados muy diferentes. Australia, que ejercía de anfitriona, dominó el duelo del sábado y ganó por 2-0, con doblete incluido de Caitlin Foord. No obstante, el martes Nueva Zelanda salió a por todas y se adelantó en el marcador por medio de Katie Bowen, en el que fue su primer tanto internacional. Hace ya 22 años que las Kiwis no ganan ante sus vecinas y eternas rivales, y durante unos minutos pareció que la racha iba a llegar a su fin. Pero no. Las Matildas no tardaron en igualar la contienda (1-1) a través de Lisa De Vanna.

Los pesos pesados se reparten el pastel
Algo parecido sucedió con otras dos participantes en Río 2016, Canadá y Brasil, que terminaron en tablas. El atractivo de los dos choques y el buen tiempo atrajeron a una gran cantidad de público. Curiosamente, esos días se cumplía exactamente un año del comienzo de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015. Brasil salió airosa del primer embate, en Toronto y frente a nada menos que 28.000 espectadores, gracias a un doblete de Marta. Tres días después, el martes, en Ottawa y ante 23.000 personas, las anfitrionas se llevaron el gato al agua en el segundo merced a un gol tardío de Janine Beckie. "La afición marca la diferencia", declaró el técnico Canuck, John Herdman. "En el primer encuentro, las jugadoras sufrieron un poco al jugar en casa, pero hoy han controlado la situación y creo que esta vez ha quedado claro que este equipo tiene mucho potencial de cara a Río".

La anfitriona sigue en racha
La anfitriona de la Eurocopa Femenina 2017, Holanda, se midió en doble cita a otra clasificada para los Juegos, Sudáfrica, dirigida precisamente por Vera Pauw, exseleccionadora de las Oranje Leeuwinnen. Las europeas ganaron el primero por 1-0, que se celebró a puerta cerrada, y el segundo por 2-0, con doblete incluido de la prolífica Vivianne Miedema.

Singular choque en Asia
La República de Corea realizó una inusual visita a Myanmar para enfrentarse por partida doble a las locales, que se están preparando para el Campeonato Femenino de la ASEAN, en el que participan los países del sudeste asiático. La experiencia fue sin duda muy valiosa para Myanmar, pero el triunfo fue rotundo para la República de Corea (5-0 y 4-1).