• Es embajador del próximo Mundial Femenino Sub-17
  • En el lanzamiento del Emblema Oficial habló con FIFA.com
  • Analizó la importancia del torneo y lo puso en contexto

La Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Uruguay 2018 'empezó a jugarse' formalmente el pasado jueves 16 de noviembre, con el lanzamiento de su Emblema Oficial. El evento contó con la presencia de Diego Forlán, uno de los últimos grandes ídolos charrúas y embajador del torneo.

"Como uruguayo y persona ligada al fútbol, estoy muy contento de que se pueda organizar un Mundial femenino acá", dice Forlán a FIFA.com, antes de sacarse fotos con las jugadoras de la selección sub-17  en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo de Montevideo.

"Para la actividad será muy importante porque motivará muchas cosas", agrega el ex capitán de la selección celeste, tres veces mundialista y Balón de Oro adidas en Sudáfrica 2010.

"Al corto plazo, provocará que más niñas, y cada vez más chicas, jueguen al fútbol en las calles, barrios, clubes y escuelas. Eso, para un país con poca población como éste, es fundamental", explica Forlán.

"El impacto a mediano y largo plazo dependerá de varios factores", continúa. "Uno clave será aprovechar el Mundial para desarrollar la competición de clubes a nivel nacional. Si esas niñas ven que el fútbol puede convertirse en un medio de vida, le dará un gran empujón".

Consultado sobre qué significa el torneo para la región entera, 10 años después de aquella Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Chile 2008, Forlán apela al sentido común.

"Incluso para esos países de Sudamérica donde el fútbol femenino ya está más desarrollado, la cercanía de un Mundial tiene que generar cosas positivas. Aunque sea si es para hablar del tema".

¿Y sobre temas que exceden lo deportivo, como la desigualdad de género? "También es un marco ideal para discutir al respecto", contesta Forlán.

"Porque si bien está cambiando, todavía hay situaciones de desigualdad de oportunidades, tanto en áreas profesionales como en la vida cotidiana. El Mundial debe ayudar a tomar consciencia y a acentuar el cambio".

Uruguay, como valor agregado

  • Lo turístico: "Este es un país muy lindo para visitar. Montevideo, Colonia y Maldonado tienen muchas cosas para ver y hacer. Vale la pena venir a conocer".
  • La pasión por el fútbol: "El fútbol femenino no tiene la misma convocatoria del masculino, pero el hincha antes no le daba tanta importancia a lo que hacían la sub-17 o la sub-20, y hoy eso cambió. Estoy seguro que le dará al Mundial la oportunidad que se merece".

Un mensaje para las jugadoras de la sub-17

"Me da envidia que jueguen un Mundial en casa, son unas privilegiadas. Deben prepararse bien, pero sobre todo disfrutarlo. No creo que se les demande ganar el Mundial, aunque todos desearemos que lleguen lejos".