No será una jornada más en la  Liga de Campeones de la AFC. El 22 de febrero de 2017 tendrá un toque diferente. Histórico. No sólo porque el Eastern Long Lions de Hong Kong se estrene en el nuevo formato de esta competición, tras haber participado en este torneo hace 20 años. Lo que dejará huella en el arranque de la temporada 2017 es la foto del banquillo. Allí, estará Chan Yuen Ting, la primera mujer al frente de un equipo masculino en una competición continental de clubes.

A pocas horas de estrenarse en la carrera por la corona asiática 2017, la entrenadora de 28 años confesó sus sensaciones a FIFA.com: “Nunca pensé que algún día fuese a encontrarme en un nivel de competición semejante. El año pasado fue fantástico para todos aquí. No creía que los jugadores me llevasen tan lejos, pero estamos haciendo realidad nuestro sueño. Ahora tengo que dirigir al equipo lo mejor posible en este torneo”.

El sorteo ha situado al Eastern en un grupo con tres pesos pesados de Asia: Guangzhou Evergrande (RP China), Suwon Bluewings (República de Corea) y Kawasaki Frontale (Japón). Chan Yuen es consciente de la dificultad de la liguilla. “Antes del sorteo, sabíamos que nos iban a tocar grandes clubes de Japón, de China, de Corea o de Australia. Creo que todos son superiores a los clubes hongkoneses. Sabemos que existe una gran brecha entre ellos y nosotros, pero aun así lo daremos todo. Estamos impacientes por empezar a jugar la fase de grupos”, reconoce.

Y empezará, nada menos, que ante el Guangzhou Evergrande chino, uno de los favoritos, que ya se ciñó la corona en 2013 y 2015. “Todos los partidos nos van a resultar difíciles, porque sabemos que el Eastern no es tan fuerte como sus adversarios, aunque en el fútbol no hay nada imposible. Nos hemos preparado bien y creo que estamos en condiciones de afrontar estos encuentros. Hemos analizado a los rivales y elaborado planes para contrarrestar su juego. Quiero que mis futbolistas demuestren su fortaleza psicológica y técnica dentro de la cancha”.

En su debut, Chan Yuen chocará la mano con su homólogo del Guangzhou, nada menos que el brasileño Luiz Felipe Scolari: “Es un grandísimo entrenador, que ha ganado el Mundial con Brasil. Cuando nos encontremos, hablaré con él. Dentro del terreno de juego, quiero aprender de él, porque tiene muchísima experiencia”, afirma.

¿Y qué sentirá a la hora de medirse con tal veterano? ¿Qué estrategia utilizará? “Tengo algunos modelos, están Juergen Klopp, José Mourinho o Antonio Conte, pero no copio su filosofía. Aunque aprecio a todos los grandes entrenadores y su desempeño al más alto nivel, cada uno tiene su propia personalidad y filosofía. Yo tengo mi propio método, que se corresponde con las capacidades de mi plantel y los partidos que vamos a tener que disputar”, señala.

Marcando el camino
La ilusión por lo que viene neutraliza todo el cansancio o ansiedad por lo que implica el reto. Tras ganar el título nacional la temporada pasada, el nombre de Chan y sus logros figuraron en los titulares de la prensa de todo el mundo. “Para mí fue un año muy cargado. Di muchas entrevistas, y es posible que eso causase presión, pero también forma parte de mis cometidos como entrenadora. Para evitar que la presión tenga repercusiones negativas, me concentro en el trabajo”.

La historia de Chan Yuen es una inspiración para todas esas mujeres que sueñan con entrenar a equipos masculinos en la élite. Su ejemplo confirma que todo es posible, que no hay barreras. “Me alegra ser un modelo para otras técnicas. En Hong Kong, no hay liga profesional femenina, algo muy necesario para progresar. Yo estoy dispuesta a tender la mano a todas las que quieran dedicarse a trabajar en los banquillos”.

Todas las miradas estarán puestas en Chan Yuen y en el Eastern durante las seis jornadas de la fase de grupos de la Liga de Campeones de 2017. Y sean cuales sean los resultados sobre el campo, esta entrenadora ya se ha adjudicado su propia victoria, por el hecho de estar ahí.