• Reunión de exalumnas de los programas de liderazgo de FIFA y UEFA
  • Objetivo: desarrollar una versión mejorada del programa
  • Sarai Bareman: "Somos unas afortunadas"

Las mujeres fueron el centro de atención el pasado fin de semana en Ámsterdam. Y no sólo porque el domingo 16 arrancara en Utrecht —ciudad ubicada a apenas 50 kilómetros de distancia— la Eurocopa Femenina de la UEFA, sino porque la FIFA, en colaboración con la UEFA, organizó los días 15 y 16 de julio un acto muy especial en el marco de la prueba continental femenina: UEFA/FIFA Women in Leadership – Taking a next step together (“Mujeres en puestos de liderazgo de la UEFA y de la FIFA: Dando juntas el siguiente paso”). El objetivo del evento era celebrar las historias de éxito de las más de 150 mujeres que han completado satisfactoriamente los programas de desarrollo del liderazgo femenino de la UEFA y de la FIFA.

Ayer, la división de fútbol femenino de la FIFA se reunió con las graduadas de la FIFA. Hubo mucha pasión, ambición y emoción en la sala. Que sirva de inspiración.

Karina LeBlanc, exarquera de la selección canadiense y exalumna del Programa de Desarrollo del Liderazgo Femenino de la FIFA, explicaba recientemente en FIFA.com la importancia que tienen los programas de este tipo. "Personalmente, me ha ayudado a darme cuenta de que soy mucho más que una futbolista. Suena banal, pero es algo muy valioso. En el año 2013, mi seleccionador John Herdman me dijo lo siguiente: ‘Si piensas que tu única misión en este mundo es jugar al fútbol, he fracasado contigo’. Nunca olvidaré aquella conversación. Así que me pregunté: ¿Cuál es mi misión?".

"Recuerdo mi primer viaje. Impartí un seminario de fútbol en Honduras, donde [las mujeres] solamente conocen su propia realidad. Allí no tienen la posibilidad de encender la televisión y ver que hay mujeres que juegan al fútbol. Ven a sus madres tener hijos. Me acuerdo que había chicas de 14 años con sus bebés en brazos", cuenta LeBlanc. "Saqué un balón y les dije: ‘¿Lo veis? Esto es a lo que me dedico, porque yo me atreví a soñar’. Yo me atreví a creer que podía hacer realidad algo que parecía una locura. Aquello me ayudó en cierto modo a cambiar mi perspectiva, y pensé: ‘Tal vez mi misión en el mundo no sea únicamente darle patadas a un balón. Puede que el fútbol me haya preparado para algo mucho más importante’".

Primer día increíble entre más de 150 mujeres líderes de la @FIFA y de la @UEFA, aprendiendo y creciendo juntas. Me encantó ser futbolista y ahora me encanta estar a este lado. 

El evento celebrado en Ámsterdam sirvió además para anunciar el siguiente paso, así como para desarrollar una versión renovada y mejorada del Programa de Desarrollo del Liderazgo Femenino de la FIFA y adaptarlo a las necesidades de cada federación y confederación. Todo ello se hizo también en colaboración con las exalumnas.

"Participar en el programa de la UEFA cambió mi vida para siempre. Ahora mismo no estaría en este escenario ni tendría mi puesto actual si no hubiera tenido la oportunidad de participar en este programa", dijo Sarai Bareman, directora de fútbol femenino de la FIFA, dirigiéndose a las participantes. "Cuando asumí este cargo, me prometí a mí misma que siempre sacaría tiempo para todas aquellas mujeres que se dirigieran a mí y quisieran saber cómo he llegado hasta aquí. Cada uno de vosotras ha de tener la misma actitud, porque somos unas afortunadas".

Ilusionada con la fuerza del Pacífico en el fútbol femenino Sarai Bareman #ChiefWF# Sandra Karis #FIFACouncil# en el Legado del liderazgo de la FIFA y de la UEFA en Ámsterdam.