En la cuenta regresiva para el anuncio del lema y el emblema de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019 –que tendrá lugar en París el 19 de septiembre –, repasamos 10 momentos inolvidables de la historia de esta competición.

El momento
Estados Unidos, bicampeona mundial (1991 y 1999) estaba ansiosa por poner fin a una sequía de 16 años. Luego de la frustrante derrota en los penales en la final de Alemania 2011, cuatro años más tarde, en Canadá, peleaba el título ante el mismo rival, Japón. Pero esta vez el desenlace fue muy diferente… A los 15 minutos de la final, Estados Unidos vencía 3-0, con goles de Lauren Holiday y un doblete de Carli Lloyd.

¿Por qué es especial?
Lejos de levantar el pie del acelerador, las americanas siguieron buscando goles ante unas Nadeshiko desconcertadas. Y entonces Lloyd interceptó un pase fallido en el medio campo, se giró con un toque, se deshizo de Rumi Utsugi y oteó el horizonte.

Su disparo con la derecha sobre la línea del mediocampo voló y superó a una sorprendida Ayumi Kaihori que perdió el equilibrio en su desesperada carrera de espaldas para detener lo inevitable. Lloyd se convertía en la primera jugadora en anotar un triplete en una final mundial. Y lo hacía a lo grande, con un gol desde el centro del campo.

Las palabras de la protagonista
“Fue una fracción de segundo. Fue instintivo. Cada partido que juego, siempre estoy mirando para comprobar dónde está la portera. Estaba muy adelantada. Cuando el balón salió de mi pie, supe que no podría haberle pegado con mayor perfección. Fue como si estuviese jugando en el parque con mis amigas y, simplemente, dio la casualidad de que lo intenté en ese momento”.
Carli Lloyd, que fue campeona, Balón de Oro y Bota de Plata adidas en Canadá 2015, y Mejor jugadora en 2015 y 2016.

Disfruta del vídeo y si quieres saber más de este momento inolvidable, pincha aquí.