Kelly Smith: "Podemos estar en la final"
© Getty Images

Entre quienes siguieron el sorteo del Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012 celebrado la semana pasada en el estadio de Wembley estaba la veterana internacional inglesa Kelly Smith, quien presenció el evento desde una posición privilegiada, al colaborar activamente en la ceremonia junto al brasileño Ronaldo y otras estrellas, como asistente en unos de los bombos.

La jugadora, de 33 años, vio así como la sección femenina de Gran Bretaña quedaba englobada en el Grupo E, al lado de Brasil, Camerún y Nueva Zelanda. Smith, máxima goleadora de la selección inglesa, con 45 tantos, cree que Londres 2012 puede ayudar a prolongar el buen momento que atraviesa actualmente el fútbol femenino, tras el éxito de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ disputada el año pasado en Alemania.

“Ha llegado el momento del fútbol femenino”, declaró a FIFA.com la figura del Arsenal Ladies. “El partido inaugural de Cardiff será el evento más importante antes de la gran ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, esperemos que sea el centro de atención. Sin duda alguna, es hora de que el fútbol femenino aparezca en la prensa y en la televisión, y pase a ocupar un papel más destacado”.

La meta, el oro
En la competición de julio y agosto participarán cinco de los ocho cuartofinalistas de Alemania 2011, además de la aportación de Inglaterra al equipo británico, de modo que la calidad está garantizada. Y Smith, ilusionada ante la perspectiva de medirse con algunas de las mejores selecciones del mundo, considera que Gran Bretaña tiene nivel suficiente para colgarse el oro.

“Estoy muy satisfecha con el sorteo. Se me hace la boca agua de solo pensar en jugar contra Brasil, contra Marta —una de las mejores futbolistas del mundo— en Wembley”, dice encantada Smith. “Nueva Zelanda es un equipo al que ya conocemos un poco, de jugar con Inglaterra”.

“Ya nos enfrentamos a las neozelandesas un par de veces antes del Mundial, luego nos cruzamos en el Mundial y les ganamos, así que sabemos muchas cosas sobre ellas y sobre su estilo de juego. Después está Camerún, una selección africana a la que nunca nos hemos enfrentado”, analiza.

“Yo quiero pensar que podemos ganar, claro. Las jugadoras que compiten en Inglaterra ya tienen mucha experiencia en grandes partidos, estamos progresando en todos los torneos en los que participamos. Fuimos el único equipo que consiguió vencer a Japón, quien acabó ganando el Mundial el año pasado. Estamos en el buen camino, es innegable, no veo por qué no vamos a superar el grupo y alcanzar la final", aventura con confianza en su equipo.

La experimentada entrenadora Hope Powell, quien condujo a Inglaterra a cuartos de final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011, donde cayó en los penales ante Francia, será quien dirija al equipo de Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos.

Powell tiene a su disposición a jugadoras de Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte para confeccionar el plantel, y se espera que anuncie la convocatoria a finales de este mes. Smith admite que no tiene “ni idea” de a quién elegirá, pero prevé que haya una nutrida representación inglesa. “Sé que la lista de candidatas ya se ha reducido, y que casi nadie se ha negado a ir”, explica. “Hay muchas futbolistas inglesas que han acumulado experiencia en torneos en los últimos cinco o seis años, al participar en Mundiales y Eurocopas”.

Ahora, a ponerse en forma
Y pocas están tan curtidas como la propia Smith. Su carrera, que comenzó hace 18 años, incluye participaciones en dos Copas Mundiales Femeninas de la FIFA, 15 trofeos con el Arsenal, dos etapas distintas en la liga nacional estadounidense y más de 100 partidos con la selección inglesa.

Este año tendrá, por primera vez, la oportunidad de actuar en un Torneo Olímpico de Fútbol, algo que le entusiasma. No obstante, antes debe demostrar que está en condiciones, ya que ha sufrido una fractura por estrés que en estos momentos le obliga a utilizar muletas. Sin embargo, la delantera oriunda de Watford confía en estar recuperada para el certamen.

“Tengo opciones de jugar, claro. Ahora mismo llevo muletas, pero espero dejarlas dentro de una semana”, concluye. “He estado practicando la bicicleta y la natación para mantenerme en forma, y en junio volveré a jugar y a entrenarme con un balón. Por lo tanto, si todo va según lo previsto, espero estar a punto y ser convocada”.