Powell: "Es un honor ser la primera"
© Getty Images

Hope Powell ha alcanzado la cifra récord de 150 partidos como seleccionadora nacional de Inglaterra y ha dirigido al combinado femenino absoluto del país en todos los campeonatos importantes, excepto uno. Ahora, como seleccionadora de Gran Bretaña, la experta estratega participará por primera vez en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino, precisamente durante el debut del combinado GB en esta competición que, en Londres 2012, celebra su quinta edición.

Con la misma base de la selección inglesa que cayó en tanda de penales ante Francia en los cuartos de final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011™, Powell buscará llegar aún más lejos aprovechando la ventaja de jugar en casa. Tras añadir a cuatro jugadoras (dos de Escocia y dos de Irlanda del Norte), la preparadora le ha dado más profundidad a su plantilla en los preparativos del partido inaugural ante Nueva Zelanda el miércoles, que además señalará el comienzo oficial de Londres 2012.

En una entrevista exclusiva para FIFA.com, Powell habló del orgullo que siente por tener al equipo participando en el torneo, del beneficio que significó la participación en Alemania el año pasado y de mantener la concentración para los próximos desafíos.

Hope, usted que ha alcanzado ya los 150 partidos al mando de la selección de Inglaterra, ¿qué sensación le produce encontrarse a las puertas de participar en sus primeros Juegos Olímpicos?
Es un gran honor y un privilegio ser la primera entrenadora al mando de una selección olímpica de Gran Bretaña. Es una experiencia muy diferente, pero al mismo tiempo fantástica y estoy disfrutando muchísimo. Estamos muy contentas de formar parte de ella.

¿Ha utilizado un enfoque distinto para preparar el campeonato?
Creo que sí. Se trata más de realzar el carácter distintivo de Gran Bretaña. No se trata solamente de fútbol o atletismo; prima el concepto de que todos formamos parte de un mismo equipo. Toda esta experiencia ha sido muy distinta, puesto que el grupo no se conoce del todo bien y debe aprender a trabajar en conjunto, especialmente con todo el resto de representantes del país, pero nos gusta. Es una ocasión muy especial y estamos disfrutándola al máximo.

¿Hay un ambiente especial en los Juegos Olímpicos?
Es algo muy diferente también. En una Copa Mundial estás aislada y todo es muy privado, mientras que en la Villa Olímpica todos los deportistas son más abiertos e iguales a los ojos del otro, lo que crea un ambiente muy grato entre ellos. Tanto para las chicas como para el cuerpo técnico ha sido una gran experiencia. Nos sentimos felices de formar parte de todo esto.

Hace 12 meses, Inglaterra llegó a cuartos de final en Alemania 2011. ¿Sienten que tienen más apoyo desde entonces?
Eso siempre sucede luego de una competición importante. Si tienes un buen rendimiento, te apoyan más, y más aficionados siguen al equipo. Ese mismo apoyo desaparece por un tiempo, pero en la víspera de otra competición vuelve a aflorar. Esperamos que estos Juegos Olímpicos celebrados en suelo británico pongan muy alto el listón del fútbol femenino y nos brinden una oportunidad fantástica de mostrar el mundo nuestro deporte. Sé que puede sonar a cliché eso de dejar un legado duradero y conseguir que más mujeres participen en el fútbol, pero es verdad. Creo que el mundo entero verá en esta competición a las mejores jugadoras sobre el terreno de juego, y esperamos que esto motive a la gente a apoyarnos en el futuro.

Kim Little e Ifeoma Dieke acaban de llegar a un combinado bastante unido. ¿Cómo se han integrado en el grupo?
¡No olviden a Emma Higgins y a Jane Ross en el banquillo de las suplentes! Creo que se han integrado bien. Lo bueno de esta situación es que algunas se conocen, otras juegan juntas en los mismos equipos, otras se han enfrentado en diversas ocasiones, y todas se respetan mutuamente. Todas las chicas han acogido bien a las nuevas integrantes y creo que, si preguntan a cualquiera de las cuatro nuevas, les responderán que se lo están pasando en grande y que todo el mundo las ha recibido muy bien. Están disfrutando de ser parte del equipo.

¿Qué han aportado las nuevas jugadoras al equipo que quizás antes no tenía?
Creo que no se puede ignorar el talento de Kim e Ife. Todo el que sabe de fútbol femenino conoce a Kim Little. Se trata de una gran futbolista, nos aporta un extra de calidad y le otorga más profundidad al equipo. Por otro lado, Ife es una gran defensa especialmente en el marcaje individual y, aunque ella prefiere jugar como mediocampista, es capaz de hacerlo también en cualquier posición de la zaga. Nos proporcionan más profundidad de banquillo y fortalecen el equipo. Después de todo, es la selección de Gran Bretaña, por lo que es muy difícil decidir el once titular, pero la competencia entre las jugadoras es sana.

¿El hecho de que ocho de los doce equipos en liza progresen a cuartos de final le ofrece la posibilidad de ir acelerando conforme avance la fase de grupos?
Creo que debemos empezar a toda marcha, ya que todas las selecciones buscarán la clasificación y no podemos confiarnos. Todos los partidos serán complicados, por lo que debemos comenzar al cien por cien para cumplir nuestro objetivo de superar la primera fase. Si lo logramos, ¿quién sabe lo que podría pasar después?

Dada su clasificación en cuartos de final en Alemania, ¿el objetivo mínimo en los Juegos Olímpicos son las semifinales?
En primer lugar hay que superar la fase de grupos. Ésa debe ser nuestra prioridad, porque si no lo conseguimos, ¡se acabó el torneo para nosotras! Debemos mantener los pies en el suelo, pues todos los rivales son muy difíciles. Con suerte, pasaremos de ronda.

Antes de la Copa Mundial de la FIFA, usted declaró que aspiraba a convertir Inglaterra en una nueva Alemania. ¿Algún progreso en esa dirección?
Creo que estamos progresando y nos esforzamos por ser las mejores. Todos saben que Alemania es el mejor equipo de Europa, y su registro lo confirma, por lo que debemos seguir apuntando hacia allá. Si bien nuestro objetivo es ser “la próxima Alemania”, todavía nos queda mucho por hacer. La selección de Inglaterra, como tal, todavía no ha ganado nada, ninguna competición. Ahora, sin embargo, nos encontramos en un escenario muy distinto, estamos hablando de la selección de Gran Bretaña, pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo: jugar lo mejor que podamos.