Unos cuartos muy cosmopolitas
© Getty Images

A punto de abordarse la etapa eliminatoria en Londres 2012, reina un ambiente marcadamente universal en los emparejamientos de cuartos de final que se entablarán en los dos próximos días, en los que aún están representadas cinco de las seis confederaciones, tanto en los torneos masculinos como en los femeninos. Como ahora sólo es necesaria una victoria para sellar el pase a semifinales y aspirar a una medalla, la siguiente ronda de encuentros adquiere un alto grado de importancia.

Cinco selecciones femeninas igualan su desempeño anterior
En la competición femenina, la clasificación histórica de Nueva Zelanda más allá de la fase de grupos, la primera que logra el país oceánico en un torneo de la FIFA, significa que la OFC contará con un concursante en el encuentro de cuartos contra Estados Unidos. Brasil y Japón, únicas selecciones restantes de la CONMEBOL y la AFC respectivamente, medirán sus fuerzas en otro de los cuatro envites. Los participantes de la región de la CONCACAF afrontan la próxima encrucijada con especial pundonor, pues han conseguido meter a todos sus equipos, tanto masculinos como femeninos, entre los ocho mejores.

Antes de los dos enfrentamientos mencionados, la jornada del viernes comenzará con el duelo europeo entre Suecia y Francia —una reedición del partido por el tercer puesto de la Copa Mundial Femenina de la FIFA celebrada el año pasado— y culminará con el choque entre la anfitriona Gran Bretaña y Canadá en Coventry.

Cinco de los equipos que compitieron en los cuartos de final de Pekín 2008 han vuelto a escalar hasta la misma altura, y de entre ellos Canadá y Suecia aspiran a subir más alto de lo que lo hicieron entonces. El duelo de titanes entre Brasil, finalista del torneo de 2008, y Japón, campeón de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011, significa que uno de los dos no alcanzará la cota conquistada en los Juegos de la capital china, donde ambos conjuntos ascendieron hasta semifinales.

Menoscabo de la vieja guardia masculina
La parrilla de equipos masculinos es tan ecléctica como la de los femeninos y, tras unas cuantas sorpresas en la liguilla inicial, resulta que las confederaciones tradicionalmente más exitosas no lo están siendo tanto en la edición en curso. Nunca antes se había escenificado un torneo en el que tanto Europa como Sudamérica sólo contaran con un superviviente en la fase eliminatoria. Y si bien la UEFA y la CONMEBOL se han repartido 22 de las 24 medallas de oro asignadas hasta la fecha, sólo Gran Bretaña y Brasil tienen opciones de alzarse con ese honor en la prueba de este año.

Los anfitriones se verán las caras con la República de Corea el sábado por la tarde, mientras que la Seleção se batirá con Honduras. Los otros equipos asiático y centroamericano, Japón y México, arrostrarán  a los dos restantes seleccionados de Londres 2012, los africanos Egipto y Senegal respectivamente.

El brasileño es el único combinado participante en el Torneo Masculino que subió hasta cuartos en Pekín, donde acabó tercero. Dado que de los contendientes aún en carrera sólo Brasil, Gran Bretaña y Japón se han colgado una medalla en los Juegos Olímpicos, existe una gran probabilidad de que alguna de las otras cinco naciones consiga consagrarse por primera vez.

México, Egipto, Brasil, Japón y República de Corea tienen los equipos olímpicos con más experiencia de sus respectivas confederaciones, pero hasta que no termine la jornada del sábado no sabremos si ese bagaje les servirá de algo en la pugna por los laureles.

*Para leer todas las previas de los cuartos de final, pincha en los enlaces de noticias correspondientes de la derecha.