Nueva Zelanda ha sellado su pasaporte para el Torneo Olímpico de Fútbol femenino Río 2016, después de que su rival, Papúa Nueva Guinea, no compareciese en el encuentro de vuelta de la eliminatoria que enfrentaba a ambos.

Las Football Ferns acudían a esta cita con una ventaja de 7-1 obtenida en el choque de ida de la eliminatoria de clasificación de la OFC, disputado el sábado 23 de enero. La retirada está siendo analizada por el Presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA, que decidirá si se deben adoptar nuevas medidas o abrir una investigación.

Nueva Zelanda es la séptima selección clasificada para Río 2016, tras las dos formaciones sudamericanas (el país anfitrión, Brasil, y Colombia), los representantes de Europa (Francia y Alemania) y los combinados africanos (Sudáfrica y Zimbabue). Es la tercera vez consecutiva que las neozelandesas alcanzan los Juegos Olímpicos.

“Obviamente, estamos encantados de que las Football Ferns vayan a viajar a Río de Janeiro, aunque también decepcionados por el hecho de que no vaya a jugarse el partido [del martes] y no tengamos la oportunidad de refrendar el pase dentro de la cancha, ante nuestro público”, declaró el Consejero Delegado de la Asociación Neozelandesa, Andy Martin.