En agosto volverá a oírse aquello de “Ludi incipiant” (“Que empiecen los Juegos”) en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Brasil. Pero, ¿qué representantes de la zona Norte, Centroamérica y Caribe lucharán por la medalla de oro en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino? La prueba clasificatoria que se disputa en Estados Unidos entre el 10 y el 21 de febrero servirá para despejar estas incógnitas.

Ocho selecciones, repartidas en dos grupos, sueñan con sellar su pasaporte para Río 2016. El Grupo A está compuesto por Estados Unidos, Puerto Rico, México y Costa Rica, mientras que en el Grupo B figuran Canadá, Guatemala, Trinidad y Tobago y Guyana.

Favoritos claros
A priori, el combinado estadounidense, vigente campeón del mundo y defensor del trono olímpico, así como Canadá, conjunto anfitrión de la última Copa Mundial Femenina, parten como favoritos indiscutibles. En cualquier caso, Jill Ellis, nombrada recientemente Entrenadora Mundial de la FIFA de Fútbol Femenino, no da ni mucho menos por segura la clasificación de las suyas. "Es un grupo complicado. Y este año sólo se clasifican los dos mejores, no hay repesca. Por eso tenemos que empezar de la mejor manera posible", señaló en su entrevista exclusiva con FIFA.com.

"Debemos aspirar a ser primeras de grupo y, a continuación, ganar el duelo crucial de semifinales. Me gusta la actitud del equipo, porque tampoco nosotras podemos dar nada por sentado, de ahí que acometamos esta misión con total compromiso. Tendremos que ganárnoslo todo nosotras, y focalizaremos nuestra concentración en este sentido. En 2011, el equipo tuvo que disputar una repesca muy complicada para clasificarse para el Mundial, y es algo que tenemos muy presente. Nadie puede confiarse en nuestra región. Vamos a enfrentarnos a selecciones que estuvieron en el Mundial y que, por lo tanto, atesoran una gran experiencia".

Los combinados a los que se refiere la preparadora estadounidense son Canadá, México y Costa Rica, cuyas actuaciones en la última prueba reina fueron de lo más dispar. Costa Rica y México se despidieron del certamen al término de la fase de grupos, y mientras las costarricenses tuvieron que hacer las maletas después de cosechar dos empates (España y República de Corea) y una derrota por la mínima ante Brasil, las mexicanas empataron un partido (Colombia) y perdieron los otros dos (Inglaterra y Francia).

Pequeñas con grandes aspiraciones
Canadá, anfitriona de la pasada Copa Mundial, quedó apeada del torneo en cuartos de final, una eliminación que dio al traste con su sueño de conquistar el título ante su público. Pero ya se sabe que tras el Mundial llegan los Juegos Olímpicos, y John Herdman, seleccionador canadiense, afronta el clasificatorio con optimismo.

"Hoy por hoy, podemos concentrarnos plenamente en el torneo de clasificación, y ojalá tengamos la oportunidad de defender en Río nuestra última medalla de bronce", declaró Herdman tras publicar la lista de jugadoras convocadas en la página web de la Asociación Canadiense de Fútbol. "Teníamos a nuestra disposición un grupo tan bueno de futbolistas, que ha sido muy difícil decidir quién entraba finalmente en la convocatoria y quién no. Pero hemos conformado un plantel que saldrá a la cancha a cumplir con su trabajo, que no es otro que enorgullecer al país entero y clasificarse para Río 2016", afirmó el capitán del barco canadiense dejando claras sus intenciones.

Por su parte, Puerto Rico (108º), Guatemala (76º), Trinidad y Tobago (48º) y Guyana (89º)  cuentan con mucha menos experiencia en estas lides, como reflejan sus posiciones en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola. Es más, ninguna de estas cuatro selecciones ha participado anteriormente en un Torneo Olímpico o en una Copa Mundial Femenina.

Pese a todo, sería un grave error infravalorarlas, como bien apunta la centrocampista puertorriqueña Nicole Rodríguez en la página web de la CONCACAF: "Estamos concienciándonos de que estamos en este torneo por una razón, que no es algo casual. Somos capaces y estamos dispuestas a competir con las mejores". También Richard Hood, seleccionador de Trinidad y Tobago, confía en las suyas. "Creemos que tenemos opciones realistas de triunfar en este clasificatorio".

Las grandes potencias, por tanto, quedan advertidas, porque no podrán permitirse ningún tropiezo en el certamen. A fin de cuentas, solamente los dos combinados finalistas tendrán garantizada su presencia en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino de este año.