La insistencia en ataque premió a Alemania, que avanzó a las semifinales del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016 tras vencer a RP China por 1-0. El partido se jugó el 12 de agosto en el estadio Arena Fonte Nova, en Salvador.

Se demoró ese único gol pero finalmente llegó cuando se jugaba el último cuarto de partido: una excelente combinación por la izquierda del ataque derivó en un centro a la medialuna que pivoteó perfectamente Alexandra Popp para Melanie Behringer. La 7 le dio con alma y vida y la clavó arriba sin que nada pudiera hacer la segura Zhao Lina (0-1, 76').

El gol fue merecido porque las dirigidas por Silvia Neid, que se despide al finalizar el certamen, fueron el único equipo sobre la cancha que buscó y buscó la diferencia. Las chinas basaron su juego en el achique de espacios y el intento de salir rápido de contragolpe, algo que no lograron hacer bien y penaron para acercarse al área.

Pese a su falta de peligrosidad, el equipo del francés Bruno Bini ejecutó a la perfección la mitad de su plan durante buena parte del partido mientras estuvo 0-0. Defendió con fiereza y muy bien plantados en los últimos 40 metros, ahogando al ataque alemán, que no sabía cómo encontrar los huecos.

El zurdazo rompe el cántaro
Pero promediando el segundo tiempo, Alemania se fue volviendo cada vez más filosa y Zhao tenía que trabajar cada vez más. Las combinaciones alemanas eran cada vez más peligrosas y en el aire se respiraba la inminencia del gol en cuanto las europeas afinaran la puntería.

Y vaya afinado hubo, porque el zurdazo de Behringer estará sin dudas entre los mejores goles del certamen por lo espectacular del remate y por haber entrado cerca del ángulo izquierdo de la arquera.

Alemania jugará las semifinales el martes 16 de agosto en Belo Horizonte ante la ganadora del duelo entre Francia y Canadá.