En un partido cerrado, en el que la primera que se equivocaba armaba las valijas, Canadá superó 1-0 a Francia y jugará las semifinales Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016. El encuentro se jugó en la noche del 12 de agosto en la Arena Corinthians, de Sao Paulo.

El primer tiempo fue muy táctico, con ambos equipos intentando sostener una presión alta con tres jugadoras y hasta más si lo pedía la jugada. Eso hizo que ambas neutralizaran bien al rival pero, a la vez, tuviesen problemas para organizarse alrededor del balón.

En ese contexto de encuentro, los errores pasaron a tener una importancia mayor aún, pero hubo muy pocos en términos de generar un ocasión real de gol. Francia preocupó un poco a las centrales canadienses con la fortaleza de su centrodelantera, Eugenie le Sommer, y alguna aproximación sobre las bandas, pero nada cercano al peligro real.

Un gol y a cobrar
El segundo período no cambió de vestido y la sensación de victoria por apenas un gol o prórroga inundó el ambiente. Las Canucks, apoyadas en las gradas por el público paulista, encontraron rápido lo que buscaban: un gol para parapetarse atrás y cerrar la persiana.

Janine Beckie recibió la pelota sobre la izquierda, eludió con elegancia a Sakina Karchaoui y centró perfectamente para Sophie Schmidt, que le pegó bien fuerte para asegurar (1-0, 56'). El primer error serio del partido terminaba como se presumía, en gol.

A partir de ahí, los esfuerzos franceses fueron en vano. El mejor resumen es cómo fue su única jugada de real peligro: un cabezazo en contra de su valla de Christine Sinclair que rebotó en el travesaño.

Canadá se medirá por un lugar en la final ante Alemania el martes 16 de agosto en Belo Horizonte.