EL RESUMEN DE LA JORNADA – El 7 como número de la suerte y el 13 como reflejo de los infortunios están presentes en las supersticiones de muchas culturas de todo el globo. Ambos pudieron verse en la séptima jornada de los Torneos Olímpicos de Fútbol Río 2016, que deparó unos cuartos de finales vibrantes en el certamen femenino, con dos eliminatorias decididas en la tanda de penales.

Suecia sorprendió a Estados Unidos en Brasilia, y la número 13 de las Barras y Estrellas, Alex Morgan, tuvo un papel determinante en el choque: al firmar su decimotercer gol de 2016, replicó al tanto inicial de Stina Blackstenius en el minuto 77, a falta de 13 para la conclusión. Morgan traería luego un mal presagio para las norteamericanas, al fallar su lanzamiento en la tanda de penales, en la que el dorsal número 7 de Suecia, Lisa Dahlkvist, transformó el tiro que dio la victoria a las suyas. De este modo, dos selecciones medallistas de oro en Londres 2012 caían eliminadas en Brasilia, después de que México dijese adiós a la prueba el miércoles en el Estadio Nacional.

La número 7 alemana, Melanie Behringer, no necesitó suerte, sino pura habilidad, para materializar un sensacional disparo que resolvió el choque de cuartos de final entre su país y la RP China. El cuadro asiático sí lamentó su mala fortuna desde los once metros, ya que Wang Shuang estrelló contra la base del poste un penal en los instantes finales que hubiera forzado la prórroga.

Canadá tuvo una 13 afortunada, Sophie Schmidt, quien apareció para marcar el solitario tanto de su eliminatoria de cuartos ante Francia, en una reedición del triunfo por 1-0 que le dio la medalla de bronce en Londres.

El país anfitrión llegó a estar contra las cuerdas ante Australia, pero acabaría desquitándose de la eliminación sufrida en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ a manos de las Matildas al cabo de 120 minutos de un choque que terminó sin goles. Tamires anotó el séptimo penal de Brasil, el 13º que se alojaba en el fondo de las mallas en esa tanda, antes de que Bárbara detuviese el tiro de Alanna Kennedy mediante una atajada magnífica.

Resultados
Cuartos de final
Estados Unidos 1-1 Suecia t.s. (3-4 PEN)
RP China 0-1 Alemania
Canadá 1-0 Francia
Brasil 0-0 Australia t.s. (7-6 PEN)

El gol del día
RP China 0-1 Alemania, Melanie Behringer (76’)
Las discípulas de Silvia Neid se toparon con una auténtica muralla china en su duelo de cuartos de final en Salvador, y fue la número 7 alemana, centrocampista del Bayern de Múnich, quien acabó desbloqueando la situación con una jugada de gran brillo individual. Un balón colgado desde la banda izquierda llegó a Anja Mittag, que enganchó un genial pase. Behringer corrió para atrapar la pelota y conectó un fortísimo disparo para batir a una impotente Zhao Lina.

Momentos destacados
Los nervios de acero de Dahlkvist
Ya sabía lo que es actuar en una cita mundialista. Y se preparó para ejecutar un penal ante Hope Solo, como había hecho en el Grupo C del Mundial Femenino de 2011. Entonces no falló. En esta ocasión, “la cinta se soltó” de uno de los guantes de la guardameta, según explicó Solo, y eso le obligó a cambiarlo justo antes del lanzamiento. La espera no distrajo a Lisa Dahlkvist, que se jugaba muchísimo en este mano a mano con la número 1 estadounidense. La mediocampista sueca certificó, de un auténtico cañonazo, el pase a las semifinales de Río 2016 de su país, que se convirtió así en el primer equipo que impedía a Estados Unidos colgarse una medalla en el Torneo Olímpico de Fútbol femenino.

Schult y Cristiane animan respectivamente a Shuang y Williams
En Salvador, el “martillo de Tor” de Behringer parecía ir camino de situar a las alemanas en semifinales sin complicaciones, pero Leonie Maier derribó a Wang Shuang dentro del área y dio a las asiáticas una oportunidad desde el punto penal. La delantera china, sin embargo, estrelló el esférico contra el poste. Segundos más tarde pudo verse un momento emotivo, cuando la portera alemana, Almuth Schult, consoló a la consternada Shuang durante una breve interrupción del juego. Una escena semejante se vivió más tarde en Belo Horizonte, esta vez cuando la guardameta Lydia Williams —autora de una asombrosa parada que mantuvo el empate en el tiempo reglamentado—, entre sollozos, fue confortada por su excompañera del Chicago Red Stars Cristiane tras la eliminación de las australianas.

El séptimo cambio del Estados Unidos-Suecia hace historia
Una lesión de Mallory Pugh en la prórroga hizo que Jill Ellis ordenase una sustitución que no habría sido posible sin una decisión adoptada en Cardiff hace cinco meses. La Asamblea General Anual del IFAB celebrada en marzo estableció un periodo de prueba de dos años para la realización de un cuarto cambio en la prolongación, y Río 2016 es el primer gran torneo en el que se ensaya esta posible modificación de las Reglas del Juego. Lindsey Horan sustituyó a Pugh, como cuarto cambio de Estados Unidos —y séptimo del partido—, y Emma Berglund reemplazó a Jessica Samuelsson en la selección sueca a falta de un minuto para que se cumpliesen los 120, con lo que este encuentro también fue el primero en el que se efectúan ocho cambios en un torneo de categoría absoluta.

La frase
“El partido ya no debió haber ido nunca a los penales. Pero en ese momento yo seguía teniendo una gran confianza en Hope y en las jugadoras encargadas de lanzar. Obviamente, no acerté mi tiro, y al ser la primera lanzadora era muy importante, para inyectar confianza al equipo, así que en ese aspecto siento que hoy he fallado”.
Alex Morgan, Estados Unidos

Próxima jornada
Martes 16 de agosto 
Semifinales
Brasil-Suecia, Río de Janeiro, Maracaná, 13:00 
Canadá-Alemania, Belo Horizonte, Estadio Mineirão, 16:00 
(Todos los horarios, en hora local)