Antecedentes olímpicos
Nueva Zelanda participará en su tercer Torneo Olímpico de Fútbol Femenino consecutivo, tras Pekín 2008 y Londres 2012. Si bien no consiguió superar la fase de grupos en Pekín, empató con una selección japonesa que se proclamaría campeona del mundo tres años después. Aquel punto era el primero que Nueva Zelanda se anotaba en una competición mundial entre selecciones absolutas, tanto masculinas como femeninas. Cuatro años después, las neozelandesas alcanzaron otro hito importante al conseguir una victoria sobre Camerún y la clasificación para las fases eliminatorias, ambas primicias en un torneo femenino absoluto internacional, aunque terminaron cayendo ante Estados Unidos, a la postre medalla de oro.

El camino a Río
Nueva Zelanda se clasificó automáticamente para la final de Oceanía, donde se enfrentó a Papúa Nueva Guinea, que llegó a aquella eliminatoria a dos partidos en calidad de campeona de los Juegos del Pacífico 2015. Nueva Zelanda registró un cómodo triunfo por 7-1 en la ida, disputada a domicilio, en Lae, con el que dejó prácticamente asegurado el pase a Río 2016. Lo acabó de sentenciar la renuncia de Papúa Nueva Guinea antes de la celebración del partido de vuelta.

El seleccionador
Tony Readings, ex futbolista semiprofesional tanto en Nueva Zelanda como en su Inglaterra natal, lleva dirigiendo el combinado neozelandés desde 2011. Readings accedió al cargo después de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™ y de la marcha del técnico anterior, John Herdman, con destino a la selección de Canadá. Readings posee amplia experiencia en el fútbol femenino de Nueva Zelanda, no en vano fue ayudante de Herdman en los Mundiales de 2007 y 2011, así como en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. También entrenó al combinado nacional sub-20. Como seleccionador de la absoluta, ha añadido Londres 2012 y el Mundial Femenino de 2015 a su abultado palmarés.

Datos de interes
-Estrellas del equipo:
Amber Hearn, Abby Erceg, Ali Riley.
-Un número:
1 es el número de victorias que Nueva Zelanda se ha anotado hasta ahora en los siete partidos que ha disputado en los torneos olímpicos. Ese único triunfo se produjo en Londres 2012 ante Camerún, a la que el conjunto kiwi venció 3-1.