Antecedentes olímpicos
La de Río 2016 será para Sudáfrica su segunda participación en un Torneo Olímpico de Fútbol Femenino. En Londres 2012, las Banyana Banyana, como se conoce popularmente al combinado sudafricano, no pasaron de la fase de grupos. En la jornada inaugural de aquel certamen hicieron historia al marcar su primer gol en una cita olímpica, pero perdieron por 4-1 contra Suecia. Una nueva derrota en la segunda jornada, esta vez por 3-0 y frente a Canadá, supuso que Sudáfrica llegase prácticamente eliminada al último partido de la primera ronda, en el que las Banyana Banyana lograron un alentador empate sin goles frente a Japón. El hecho de que Japón y Canadá acabasen colgándose las medallas de plata y bronce, respectivamente, pone de manifiesto el alto grado de competitividad y dificultad que presentaba el grupo que el bombo deparó a la escuadra sudafricana.

El camino a Río
El primer obstáculo que Sudáfrica tuvo que superar en su camino hasta Río 2016 fue la selección de Gabón, a la que doblegó con comodidad por un resultado global de 8-2 tras imponerse por 2-3 en Libreville y por 5-0 en casa. La siguiente fase resultó mucho más complicada, ya que en el encuentro de ida que se disputó en Johannesburgo, Sudáfrica sólo pudo vencer a Kenia por un apretado 1-0. Sin embargo, un gol de la sudafricana Rhoda Muadlazi en el ecuador del primer tiempo del partido de vuelta sentenció la eliminatoria, cuyo resultado global fue 2-0 favorable a las Banyana Banyana. Ya en la ronda final, Sudáfrica tuvo que verse las caras con Guinea Ecuatorial, una de las principales potencias del fútbol femenino africano. El empate 0-0 que se registró en terreno sudafricano en el choque de ida parecía conceder una cierta ventaja a las ecuatoguineanas, pero las Banyana Banyana sorprendieron en la vuelta al lograr un histórico triunfo por 0-1 con gol de Jermaine Seoposenwe y sellar así su billete para la cita olímpica de Río.

La seleccionadora
A sus 53 años, la holandesa Vera Pauw es una trotamundos de los banquillos que ha dirigido ya a cuatro combinados nacionales diferentes. La que fuera futbolista internacional con Países Bajos inició su trayectoria como entrenadora en la selección de Escocia, para posteriormente hacerse cargo del combinado de su país. Como seleccionadora holandesa, Pauw realizó un buen papel y llevó al conjunto Oranje a alcanzar las semifinales de la Eurocopa por primera vez en su historia. En 2011, la Asociación Rusa de Fútbol la nombró entrenadora de su selección nacional, un cargo que dejaría meses después para pasar a desempeñar el de directora deportiva del combinado ruso. Finalmente, Pauw recibió la llamada de Sudáfrica en 2014, y desde entonces ha llevado las riendas de las Banyana Banyana.

Datos de interés
-Estrellas del equipo:
Jermaine Seoposenwe, Janine Van Wyk, Amanda Dlamini, Roxanne Barker.
-Un número: 5 es el total de goles que Jermaine Seoposenwe marcó en los seis partidos que Sudáfrica disputó en la competición preliminar. La atacante, que vive y juega en Estados Unidos, anotó por partida doble en cada uno de los dos duelos frente a Gabón y fue la autora del decisivo gol que permitió a las sudafricanas doblegar a Guinea Ecuatorial en Bata.