Barack Obama recibió el martes 27 de octubre en la Casa Blanca a la selección estadounidense que el pasado mes de julio conquistó la Copa Mundial Femenina de la FIFA™. En Canadá, las pupilas de Jill Ellis derrotaron a Japón por 5-2 en una final palpitante.

El acto tuvo lugar en la Sala Este, donde los invitados aclamaron a las 23 integrantes del combinado y al cuerpo técnico al completo con una sonora ovación a su llegada. Seguidamente comparecieron el presidente Obama, el vicepresidente Joe Biden, el presidente de la Asociación Estadounidense de Fútbol, Sunil Gulati, y Ayla, una niña de Massachusetts de 13 años.

Para comenzar la ceremonia, Ayla compartió con los presentes una carta que escribió a Obama y a su esposa cuando Canadá 2015 estaba a punto de concluir. En ella, la joven contaba lo enfadada que se sintió cuando su hermano le dijo que "los chicos juegan al fútbol mucho mejor que las chicas", y pedía la ayuda de la Casa Blanca para demostrarle lo equivocado que estaba. El presidente Obama alabó el valor de Ayla y se sirvió de su carta para transmitir su enhorabuena a las campeonas de la Copa Mundial Femenina.

"Niñas como Ayla, a menudo han tenido que oír que en cierto modo no son tan buenas en el deporte como los chicos", explicó el presidente Obama. "Y Ayla se enojó, y debería seguir enojada ante ese tipo de actitudes".

"Este equipo ha demostrado a todos los niños de América que 'jugar como una chica' significa que eres duro… Jugar como una chica significa ser el mejor. Significa lograr la audiencia televisiva más elevada de la historia de América para un partido de fútbol, masculino o femenino", continuó.

"Significa lucir el escudo de nuestra nación en tu camiseta, llevarte a ti mismo y a tu país hasta lo más alto. Eso es lo que hacen las mujeres americanas. Eso es lo que hacen las chicas americanas. Por eso estamos homenajeando a este equipo. Lo han hecho con clase. Lo han hecho como debe ser. Lo han hecho con emoción. Lo han hecho con estilo. Estamos muy, muy orgullosos de ellas", destacó.

Trabajo colectivo
El presidente Obama alabó la labor de equipo que las Barras y Estrellas exhibieron en Canadá 2015. Con Ellis al timón, las estadounidenses se proclamaron líderes de un complicado Grupo D, derrotaron a Colombia en octavos (2-0), a China en cuartos (0-1) y a Alemania en semifinales (2-0). Y ya en la final, contra Japón, se plantaron con 4-0 a su favor en los primeros 16 minutos de juego.

"Fue una victoria que requirió a las 23 jugadoras", concluyó el presidente Obama. "Hizo falta el liderazgo de Christie Rampone, la creatividad de Alex Morgan y la garra de Heather O’Reilly".

"Hizo falta el sosegado poderío de Becky Sauerbrunn y el poderío no tan sosegado de Abby Wambach. Abby dijo que quería que su última Copa Mundial fuese como un cuento de hadas. Y no creo que hubiese podido escribir un final mejor".

Al final del acto, Ellis obsequió a Obama con una camiseta personalizada de Estados Unidos con el dorsal 44 a la espalda (Obama es el XLIV presidente del país).

"En nombre del equipo y del cuerpo técnico, ¡queremos que se presente a las pruebas!", bromeó la técnico al entregar el uniforme al presidente Obama. "Suponemos que estará libre", insinuó divertida en referencia al final de su mandato el año que viene.

"Muchas gracias por su apoyo. Significó muchísimo para nosotras", concluyó.