Parris quiere aún más goles

(FIFA.com)
England's forward Nikita Parris
© AFP
  • ​Nikita Parris ha marcado en todos los clasificatorios de Inglaterra para Francia 2019
  • La atacante del Manchester City sueña con jugar el Mundial Femenino
  • Parris: “Mi hermana ha tenido una influencia enorme en mi carrera”

Después de marcar cuatro goles en tres clasificatorios de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™, Nikita Parris rebosa confianza ante la meta contraria. La delantera del Manchester City es la única jugadora que ha visto puerta en todos los partidos de la selección inglesa en la competición preliminar de Francia 2019, torneo en el que las Leonas están desplegando un fútbol sensacional.

La campaña de Inglaterra se está caracterizando por las goleadas y la solidez defensiva, con un promedio de cinco tantos a favor por encuentro, sin haber recibido ninguno todavía. Parris apenas tiene 23 años, pero ya se está consolidando como una pieza clave del ataque de las suyas, sumamente competitivo.

“Me gusta jugar en zonas en las que puedo marcar”, explica a FIFA.com. “Estamos haciendo circular muy bien el balón en el último tercio del campo, y eso hace que las delanteras tengan muchísimas ocasiones de gol”.

“De momento la campaña está siendo muy positiva. Queremos marcar más goles, y al mismo tiempo continuar con nuestra puerta a cero. Hay que seguir haciéndolo bien en los dos aspectos”.

En su próximo compromiso, el 1 de marzo ante Francia en la SheBelieves Cup, las inglesas estarán a las órdenes de un nuevo técnico: Phil Neville, seis veces campeón de la Premier League con el Manchester United, designado seleccionador de las Leonas en enero de 2018, y que dará así sus primeros pasos al frente de un combinado nacional.

“Phil aporta mucha experiencia con la trayectoria que tuvo como jugador: sabe lo que se necesita para ganar, y para ganar una vez tras otra”, afirma Parris. “De cara al futuro, queremos pasar de terceras a primeras del mundo, y para eso hay que adoptar una mentalidad ganadora. Estoy convencida de que Phil ayudará a facilitarlo empujándonos en todo momento”.

© Getty Images

Y tener el honor de representar a su país le viene de familia a Parris, oriunda de Liverpool. Su hermana mayor, Natasha Jonas, se convirtió en la primera boxeadora británica que competía en los Juegos Olímpicos, en Londres 2012, donde alcanzó los cuartos de final de la categoría de peso ligero.

“Ella ha tenido una influencia enorme en mi carrera. Nuestros deportes son muy diferentes, y las dietas que seguimos no tienen nada que ver, por ejemplo, pero aun así podemos apoyarnos mucho la una a la otra, y darnos consejos en cuanto al deporte, el esfuerzo y la forma física. Fuera de temporada yo también practico un poco de boxeo para mantenerme en forma, es un tipo de forma física diferente”.

Jonas, actualmente invicta como boxeadora profesional, también sirve a Parris de recordatorio para disfrutar de su carrera en el deporte rey. Antes de dedicarse al boxeo, Jonas aspiraba a ser futbolista profesional, y llegó a conseguir una beca para una facultad estadounidense, aunque una lesión le obligó a dejarlo.

“Ella insiste en la importancia de esforzarse y de aprovechar al máximo todas las oportunidades, porque nunca se sabe cuándo se nos acabará el tiempo, y eso es algo que a una futbolista a veces ni siquiera se le pasa por la cabeza”.


El sueño mundialista
Y una oportunidad que Parris está totalmente decidida a aprovechar es competir en el Mundial Femenino. Tras participar en el Mundial Femenino Sub-20 de Canadá 2014, se quedó boquiabierta al ver cómo las Leonas hacían historia en ese mismo país un año más tarde colgándose el bronce, su mejor desempeño en el torneo hasta la fecha.

Ahora, después de estrenarse como internacional absoluta en 2016 y actuar en la UEFA EURO 2017, Parris se ha fijado la meta lógica de estar algún día en la fase final del Mundial absoluto.

“De niña ya soñaba con jugar con la selección inglesa”, confiesa Parris, que se enamoró del fútbol dando patadas a un balón con su padre junto a la línea de banda, mientras veía jugar a sus hermanos. “Incluso estando en las categorías inferiores, estaba decidida a llegar a la absoluta, y ahora que estoy aquí no quiero dormirme en los laureles”.

“Siempre que entro en la cancha con Inglaterra siento un gran orgullo. Quiero continuar esforzándome para mantenerme en el once titular y seguir adelante para ganar trofeos. Mi objetivo a largo plazo es jugar en el Mundial Femenino, y ojalá pueda contribuir a que ganemos una medalla”.

Inglaterra aspira a viajar a su cuarto Mundial Femenino consecutivo, y su próxima cita en la fase previa probablemente sea la más difícil de las que ha tenido en el Grupo 1 hasta ahora. Su rival es Gales, un conjunto imbatido en cuatro choques clasificatorios, lo que hace más interesante si cabe este esperadísimo duelo de rivalidad británica rumbo a Francia 2019.

“Creo que será una gran publicidad para el fútbol femenino en Gran Bretaña, para demostrar lo mucho que hemos avanzado”, pronostica Parris. “Pero no podemos dejarnos llevar por el hecho de que sea un derbi entre dos selecciones británicas, tenemos que concentrarnos en sumar los tres puntos de la forma que sea”.

Y a buen seguro Parris tendrá muy presente el consejo de su hermana —esforzarse y aprovechar al máximo todas las oportunidades— para poder alcanzar su sueño mundialista.

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA™

Grupos reñidos y un desquite

29 nov. 2017