La ciudad de Winnipeg, una de las sedes de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, no puede esperar a recibir a las jugadoras y ya empieza a calentar motores echando a rodar el balón ¡sobre un río helado!