La brasileña, estrella absoluta en la disciplina, repasa su tanto más maravilloso en la historia de la Copa Mundial Femenina de la FIFA: el cuarto ante Estados Unidos en la edición de China 2007.