El entrenador japonés Norio Sasaki recuerda la importancia del título en la Copa Mundial Femenina Alemania 2011, tras un año marcado por la tragedia del tsunami y el terremoto en la Tierra del Sol Naciente.