La portera alemana Nadine Angerer recuerda aquel penal que le detuvo a la brasileña Marta en la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007.